Estuvo cerca de ser Miss Venezuela, se casó con un grandeliga y la declararon empresaria hispana del año en EEUU

Tania Garín experimentó un cambio de vida tras mudarse a EE.UU. Cortesía

 

Dejar atrás el país propio y empezar desde cero en uno nuevo como Estados Unidos no es nada sencillo. Ni siquiera si quien emprende este rotundo cambio de vida es la esposa de uno de los beisbolistas más reconocidos de la MLB (Major League Baseball). Y aunque para la venezolana Tania Victoria Marín casarse con Gerardo Parra le facilitó muchas cuestiones burocráticas y legales, no le evitó el dolor del desarraigo.

Por Franco Della Vecchia | La Nación

“Desde que llegué a Estados Unidos, siempre tuve en mente que aquí me tenía que esforzar el doble. Al igual que como me decían cuando era chiquita: en casa ajena me debo comportar mejor que en casa. Con esto no quiero decir que no hacía las cosas correctamente en Venezuela, sino que acá hay más reglas que allá y uno se tiene que adaptar”, explica la modelo e influencer en diálogo con LA NACION.

“En Venezuela yo tenía una vida tranquila. Era una estudiante de ingeniería industrial y contabilidad. Hacía dos carreras a la vez. Desde chiquita me gustó trabajar. A los 16 años trabajé en una heladería y después hice mis pasantías como ingeniera en Corpoelec, una empresa generadora del 40% de la electricidad de toda Venezuela”, relata.

Se casó con un beisbolista y formó familia en el país norteamericano
Cortesía

 

En paralelo a su vida universitaria, se destacó como modelo y llegó a estar entre las elegidas para concursar por el título de Miss Venezuela, aunque las vueltas de la vida no quisieron que ello se concretara. Cuando a su novio Gerardo Parra le ofrecieron emigrar para convertirse en una de las figuras de los Arizona Diamondbacks, en Phoenix, Marín lo acompañó, y dejó en su tierra natal su trabajo, su título universitario y la sensación de tranquilidad que le daba el confort de sentirse en casa.

“Aunque desde el principio mi esposo tuvo un estatus legal por ser un atleta famoso, laboralmente mi vida cambió en un 100%. Acá no me dediqué a mi carrera, no hice la reválida de ingeniería, sino que me dediqué a hacer otras cosas”, cuenta.

Su vida en Estados Unidos

Desde que llegó a Estados Unidos, trazó su carrera como modelo de pasarela y desfiló en el New York Fashion Week, el Miami Fashion Week, Santo Domingo Fashion Week y Puerto Rico Mod, entre otros reconocidos eventos.

Lea más en La Nación