Accesorios con propósito: El cáncer y las ganas de vivir la llevó a emprender en Venezuela

Angie Gomez con un girasol. Foto: Cortesía

La vida puede darte un giro de 180 grados en tan solo segundos, algunos deciden quedarse quietos en la sacudida, pero muchos otros toman el impulso de salir adelante.

Lismar Hernandez | Douglas Valle | Lapatilla.com



Seriado: #DetrásDeEmprender

Había perdido la noción del tiempo y de todo lo que le rodeaba, solo miraba las gesticulaciones del doctor cuando le daban la noticia que le cambiaría su vida.

Así es la historia de un emprendimiento venezolano que nació en un momento lleno de incertidumbre para su creadora, Angie Gómez, tras diagnosticarle una patología cancerígena. Sin embargo, se mantuvo despierta a sus 28 años y entre la esperanza y el apoyo de sus seres queridos, decidió salir adelante con su creatividad y las ganas de luchar por su vida.

El equipo de LaPatilla conversó con ella, para conocer cómo en un momento tan complejo ella decidió emprender con Girasoleando.

 

Foto cortesía

Girasolear, la metamorfosis genuina de cambiar

Girasoleando nace en el año 2019 a raíz de un cáncer que casi acaba con su vida; sin embargo,con el ideal de costear los gastos de mi tratamiento y aferrada a la vida, pensamos en “algo” para vender…, teniendo una licenciatura en Educación y un Magíster en Orientación, no bastaban para los tiempos de esta Venezuela.

Tras dar a la venta objetos, propiedades y cosas de valor, su mundo aún seguía disputándose, pero, como dicen, hay personas que son enviadas por Dios para ayudarnos, una persona le regaló hilo chino y un par de dijes, lo que no se imaginó es que sería el inicio de un gran proyecto.

La creatividad y las ganas de luchar confabularon a mi favor señaló Angie y detalló que desde ese momento comenzó hacer pulseras “más sencillas, pero de más valor emocional en mi vida”.

Es así, como agradece que con esas pulseras con propósito le di sentido a mi vida y hoy tengo una razón para vivir y compartir mi historia”.

Angie, además, describió cómo surgió el nombre de su emprendimiento, algo que se relacionara con su proceso, “empezamos con un juego de palabras para unir el gerundio que es el verbo presente, aquí y ahora. Los girasoles que de algún modo entre ellos encuentran luz para vivir”.

Y de esta manera surge el concepto de la marca, Girasolearla metamorfosis genuina de cambiar, de transformar tu ser y estar. Lo que quiere decir que cuando compras un accesorio inmediatamente estas girasoleando”.

 

Foto cortesía.

 

Emprender en Venezuela es un verdadero reto

Para Angie, el proceso de creación de prendas es el momento más apasionado y señaló que cada uno tiene un vínculo con su comprador, “cada prenda tiene una simbología o historia”. Asimismo, esta joven venezolana ha realizado cursos y talleres para aprender y mejorar su técnica. Sin embargo, recalcó que emprender en Venezuela “es un verdadero reto” manifestando que “empiezas por una necesidad de dinero y el dinero es lo que más necesitas para emprender”.

Es así, como detalló que durante su proceso en reiteradas oportunidades le tocó pedir prestado o “casi hacer magia” como hacen actualmente los venezolanos. “Poco se aprecia el trabajo hecho a mano, pocos organismos te dan la oportunidad de emprender o dar a conocer tu marca” agregó.

Por otro lado, Angie señaló que el venezolano suele ser valiente o esa es una de las características que particularmente me define y siempre se encuentra una forma para hacerlo”.

Prendas con propósito

Angie comenzó con pulseras sencillas “pero con un propósito enorme”, el cual describe que la razón de hacer accesorios es crear con cada uno de ellos una historia ligada a su comprador “es diseñar una prenda que te permita sentirte a gusto o que de algún modo contribuya a la transformación de tu mejor versión”.

 

Foto cortesía

 

Ser un referente de crecimiento y optimismo

Para esta emprendedora el primer desafío que se enfrenta es “contigo mismo, con tus hábitos, disciplina y responsabilidad, lo que la gente no sabe es que para materializar los sueños hay que trabajar arduamente”.

Asimismo, agregó que “nada se construye de un día a otro, la constancia es la base para afrontarlo todo. Es como estar en medio del océano remando por y para ti”.

Es por ello, que su mayor sueño como “emprendedora es posicionar la marca en el mercado, ayudar desde lo que hago a personas que padezcan patologías oncológicas y con mis accesorios contribuir significativamente a sus vidas”.

Esta joven venezolana quiere que desde su propósito de vida “otros encuentren el suyo, ser un referente de crecimiento y optimismo”.

Detrás de cada emprendimiento hay una historia y nosotros te la queremos contar.

Es necesario recordar que el Cáncer constituye una de las principales causas de mortalidad en el mundo, padeciendo uno de cada cinco habitantes del planeta en algún momento de su vida. Pero no todos logran contar con la misma dicha.

Seriado: #DetrásDeEmprender

 

Foto cortesía