Blinken aseguró que Israel ha tomado medidas para poner a salvo a los civiles en Gaza

Antony Blinken.

 

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, afirmó este viernes que Israel ha tomado medidas para poner a salvo a los civiles de Gaza después de que se hayan reanudado los combates por el fin de la tregua con Hamás.

Sin embargo, el Ministerio de Salud de Gaza informó que más de 100 personas habrían muerto en las primeras tres horas desde que Israel retomó los bombardeos en el enclave palestino.





“Dejé claro que era imperativo que Israel estableciera mecanismos de protección para los civiles y para mantener la ayuda humanitaria. Como hemos visto hoy, Israel ha avanzado en este asunto”, dijo Blinken a la prensa al aterrizar en el aeropuerto de Dubái tras haber visitado Israel y Cisjordania.

El jefe de la diplomacia estadounidense aseguró que las autoridades israelíes han informado a la población gazatí cuáles son las áreas seguras en el enclave durante los bombardeos.

“He visto los múltiples planes que Israel tiene para hacer todo lo posible para proteger a los civiles”, añadió Blinken, quien prometió que Estados Unidos estará “observando muy de cerca” este asunto.

El secretario de Estado culpó además a Hamás de haber roto la tregua que había permitido que los combates pararan durante siete días y acusó al grupo palestino de haber “incumplido los compromisos que había asumido”.

Según el jefe de la diplomacia estadounidense, Hamás comenzó a disparar cohetes contra territorio israelí incluso antes de que terminara oficialmente la tregua.

Preguntado por la prensa, Blinken evitó dar su opinión sobre el artículo del The New York Times que apunta a que las autoridades israelíes conocían desde hace al menos un año que Hamás tenía previsto perpetrar el ataque del 7 de octubre.

“Ya tendremos oportunidad más adelante para conocer bien qué pasó el 7 de octubre, quién lo sabía y dónde. Ahora mismo, tenemos que concentrarnos en asegurar que algo así no vuelva a ocurrir”, despachó el secretario.

La tregua, iniciada el 24 de noviembre, supuso una pausa a la guerra que estalló el 7 de octubre tras un ataque del brazo armado de Hamás que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes hacia Israel y la infiltración de unos 3.000 milicianos que mataron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 240 en aldeas israelíes cercanas a la Franja de Gaza.

El Gobierno israelí confirmó este viernes que todavía quedan dentro de ese enclave 137 rehenes, mientras que 110 secuestrados han sido liberados durante los siete días que ha durado la tregua con Hamás, que se rompió esta mañana.

EFE