Especialistas reaccionan a la “trampa” que el chavismo prepara a María Corina Machado e inhabilitados

María Corina Machado, candidata opositora a las elecciones presidenciales de 2024 / Foto: X @VenteVenezuela.

 

Especialistas en materia política han reaccionado a la confirmación de un procedimiento sobre las inhabilitaciones que se llevará a cabo  en Venezuela conforme con el acuerdo parcial firmado en Barbados.

lapatilla.com 





En su mayoría, los expertos catalogaron la decisión  como una “trampa” que el chavismo prepara a María Corina Machado y otros lideres políticos.

Uno de los primeros en expresarse fue el abogado, Joel García, quien puntualizó que si la candidata de Vente Venezuela no acude al Tribunal Supremo de Justicia no podrá participar en las elecciones.

“Si no acude al TSJ, entonces no puedes participar en la elección presidencial porque no ejerció el recurso. Si ejerce el recurso ante el TSJ, lo declaran SIN LUGAR, entonces tienes que acatar la decisión y no puedes participar”, dijo.

 

Del mismo modo lo consideró el periodista Alejandro Armas Díaz, quien señaló que la medida está claramente dirigida en su contra con el fin de perjudicarla.

“Ahora el destino de su candidatura está “en manos” de un TSJ condicionado a los intereses de la elite chavista. Esta sería la que al final decidiría qué hacer al respecto. Lo demás es barniz de institucionalidad”, sostuvo.

 

El politólogo, Luis Rendueles, pidió prudencia con las expresiones de felicidad sobre el acuerdo de Barbados, que podría ser “un tiro de esquina y todavía no llega el gol”.

“Es una simulación para tomar oxígeno y ganar tiempo en la negociación. No hay resultados ni concesiones tangibles”, añadió.

 

 

Por su parte, Vladimir Villegas, cree que María Corina puede que no acuda al TSJ para no reconocerlos, “pero que la vida te da sorpresas y la pelota está en su cancha”.

 

Por último, el abogado Zair Mundaray, recordó que todo este caso es muy complejo, debido a que a la inhabilitación no existe, y el oficio de respuesta que exhibe el mandadero Brito, no es un acto administrativo.

“Noruega vende su mediación como panacea, pero cede ante las imposiciones ilegales de un régimen que no respeta norma alguna”, cerró.