La ONU advierte que la sequía se ha convertido en “una emergencia sin precedentes a escala planetaria”

Vista de unos girasoles secos sin recoger en una finca de la provincia de Córdoba / EFE

 

 

 

El ciclo del agua está cambiando en todo el mundo y los datos muestran que la sequía se ha convertido en «una emergencia sin precedentes a escala planetaria«, informó este viernes un organismo de la ONU. Sus impactos son »masivos« e irán a más con el aumento de la temperatura global.

Por ABC

Es la conclusión del informe ‘Global Drought Snapshot’, lanzado por la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD) al inicio de la Cumbre del Clima de Dubái, la COP28. Tras recopilar los datos más recientes disponibles, el organismo concluye que pocos peligros hay que se cobren más vidas, causen más pérdidas económicas y afecten a más sectores de la población que la sequía.

Al menos 1.840 millones de personas están afectadas por la sequía. Solo en 2022, en Europa la superficie afectada representó el equivalente al territorio de Italia y Polonia juntos, 630.000 km2. El 70% de los cultivos de cereales del Mediterráneo se han visto dañados por la sequía entre 2016 y 2018; mientras que en Argentina la caída de la producción de soja para este año se prevé en un 44%. Además, el 98% de los 32,6 millones de desplazados por desastres naturales fueron por fenómenos relacionados con el agua. Hay cambios «alarmantes» en el ciclo del agua, refleja el informe.

«A diferencia de otros desastres que atraen la atención de los medios, las sequías ocurren silenciosamente, a menudo pasan desapercibidas y no logran provocar una respuesta pública y política inmediata. Esta devastación silenciosa perpetúa un ciclo de abandono, dejando a las poblaciones afectadas soportando la carga de forma aislada», ha dicho Ibrahim Thiaw, secretario ejecutivo de la UNCCD.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.