Marcos Hernández López: Las encuestas convocan un urgente cambio

Marcon Hernández López @Herconsultores

Las encuestas o sondeos de opinión: Los especialistas aseguran “son un instrumento de ayuda para la comprensión de la realidad electoral, económica y social, son un instrumento científico útil para entender las tendencias profundas acerca de los temas que son y serán claves en el debate nacional y hasta sirven para fijar la agenda política, pero las encuestas no son ningún sustituto de la propia realidad”.

Si analizamos el contexto actual venezolano, la mayoría de los estudios de opinión reflejan como Maduro viene perdiendo aceleradamente su capital político que heredó del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, la gente lo percibe que es incompetente para enfrentar la crisis. ¿La percepción hacia el gobierno de Maduro según las encuestas es grave, son vinculante a la desconfianza que tiene la gente hacia su gestión, podemos preguntarnos, como un gobierno con tan altos números negativos en sus indicadores económicos y sociales, podrá tener la suficiente fortaleza para su reelección en el 2024? Los dilemas germinan y serán muchos.

Actualmente surgen diversos sondeos en Venezuela, en un momento histórico signado por una crisis económica, política y social, no pasa un día sin que aparezcan nuevas mediciones de opinión que arrojan resultados completamente críticos para el gobierno de Maduro. Por ejemplo; La candidata opositora María Corina Machado derrotaría al presidente Nicolás Maduro en las próximas elecciones, según otras encuestas. Según los análisis integrales, Machado derrotaría por casi 40 puntos a Maduro en un cara a cara hipotético en las presidenciales de 2024. La candidata opositora tiene intención de voto de 52,1% y el aspirante a la reelección por el chavismo 14,1%.

La mayoría de los estudios no favorecen al gobierno, mientras otras empresas (pro gobierno) si lo beneficia, pero en la esencia de los diferentes resultados cuantitativos, todos, coinciden en que la oposición es la mayor fuerza política del país y que el respaldo popular hacia Nicolás Maduro se mueve entre 15% – 14%. Según nuestros análisis integrales, preponderan que la gestión de Maduro tiene números demoledores, más del 90% de los venezolanos aseguran que las cosas en Venezuela van por mal camino. Maduro se encuentra atrapado en su propio laberinto. Incluso la relación lógico – dialéctica convoca a Maduro a la racionalidad en sus decisiones y “gritar” con discreción por ayuda porque lo que está verdaderamente en juego es un país y no un proyecto político. Sin embargo, Maduro, hace es todo lo contrario, vive desafiando al pueblo, al mundo, a la historia, las leyes, esta develado que se apoya estratégicamente en el poder de las instituciones del Estado para aferrarse al poder.

Haciendo una abstracción final de nuestros estudios de opinión y otras investigaciones, las derivaciones producto de la crisis hacen que lleguemos a conclusiones nada tranquilizadoras para Nicolás, perdió la calle, perdió la magia irreal que los atornillo durante 23 años en el poder, emergió el desamor hacia un proyecto político que ilusiono pero no concreto en los sueños de los que aspiraban un mejor país, es casi imposible llegar al final de una gestión con una opinión nacional en contra, donde todas las encuestas coinciden en convocar con urgencia un cambio de gobierno próximo año 2024.

Correo: herná[email protected]
Síguenos en Twitter: @Hercon44