Sánchez y Lula se conjuran para intentar cerrar el acuerdo entre la UE y Mercosur

Imagen cortesía.

 

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se han conjurado este viernes en Dubái para hacer todo lo posible con el objetivo de cerrar de forma inminente el acuerdo entra la Unión Europea y Mercosur.

La situación de las negociaciones entre ambas partes para la firma de ese acuerdo ha ocupado la práctica totalidad de la reunión que ambos han mantenido en los márgenes de la inauguración de la cumbre del clima COP28 en Dubái.

España preside este semestre el Consejo de la Unión Europea y Brasil está al frente también en la actualidad de Mercosur, una responsabilidad que traspasará a Paraguay en la cumbre de los cuatro países que conforman este foro (junto a Argentina y Uruguay) que se celebrará los próximos 6 y 7 de diciembre en Río de Janeiro.

Desde que asumió la presidencia rotatoria del Consejo, Sánchez se había puesto como uno de sus principales objetivos lograr ese acuerdo que se ha estado negociando durante dos décadas.

En 2019 se firmó el acuerdo comercial, pero está pendiente la negociación de un anexo que certifique la protección del medio ambiente por parte de los países latinoamericanos ante la demanda en ese sentido planteada por varios socios europeos con Francia al frente.

Tras su reunión con Lula, Sánchez lanzó un mensaje en las redes sociales en el que subrayó que ambos quieren dar un impulso político a la finalización de acuerdo.

Un acuerdo que calificó de “histórico” y que dijo que sería bueno para ambas regiones.

Pese a las dificultades existentes, ambos mantienen la confianza en que se consiga el objetivo en breve.

Así, al despedirse, según fuentes del Gobierno español, han expresado su deseo de verse en Río de Janeiro la próxima semana porque eso sería señal de que el acuerdo se ha logrado.

El Ejecutivo baraja desde hace días la posibilidad de que Sánchez efectúe ese viaje, pero solo en caso de que haya noticias positivas sobre la finalización de las negociaciones.

Uno de los escollos si se retrasa puede ser el relevo en la presidencia argentina.

Diana Mondino, la futura canciller del nuevo presidente de este país, Javier Milei (que asumirá su cargo el 10 de diciembre), dijo este jueves que es “francamente deseable” el acuerdo entre la UE y Mercosur y que el Gobierno electo agradecería que lo concrete el presidente saliente, Alberto Fernández.

En la reunión con Sánchez, Lula le ha apoyado ante su posición sobre el conflicto entre Israel y Hamás.

EFE