Fundación Niño Zuliano arribó a 55 años de vida

Los más pequeños de la Fundación Niño Zuliano, ataviados con trajes de antaño, fueron la atención de la noche cuando el sonido de la prolífica obra musical del maestro Rafael Rincón González, motivó los aplausos del público.

 

La presidente de la Fundación Niño Zuliano, Eveling de Rosales, expresó su agradecimiento a Dios, “a quien le pedimos su bendición y fortaleza permanente para seguir trabajando y cumpliendo con la primera misión que Él nos pide de servir al prójimo. Gracias, gracias a todos. A los padres, madres y a la familia por permitirnos ser parte en la formación y moldear la vida del amor más grande que significan los hijos. Son 55 años construyendo futuro”.

Alegría, regocijo, satisfacción y júbilo son más que razones suficientes para que la Fundación Niño Zuliano, celebrara este miércoles 55 años de vida con un acto central realizado en el centenario Teatro Baralt de Maracaibo, donde el discurso de orden estuvo a cargo de la primera dama del estado, Eveling Trejo de Rosales, donde además hubo el reconocimiento a instituciones amigas, personal de la fundación y a los orígenes de esta obra social dedicada a la formación educativa de niñas, niños y adolecentes que nació, cinco décadas atrás, cuando la primera dama de Venezuela, doña Menca de Leoni, fundó en todo el país a la recordada Fundación del Niño.





El significativo acto logró reunir en el histórico espacio del Teatro Baral a un extraordinario talento artístico, académico, musical y a personalidades de la región, entre ellos, el gobernador Manuel Rosales Guerrero, su esposa, Eveling de Rosales, primera dama del Zulia y presidente de la Fundación Niño Zuliano. Asimismo a Iraida Villasmil, presidente del Consejo Legislativo, diputados, Nabil Maalouf, alcalde de Cabimas, primeras damas municipales, autoridades universitarias, sector privado, gabinete de Gobierno e integrantes del comité de damas.

En su intervención Eveling de Rosales, aseguró en emotivas palabras la importancia del trabajo de un excelente equipo que ha sido conformado en la institución que dirige. Destacó la dedicación de un centenar de docentes, auxiliares, empleados, cocineras, entrenadores deportivos, culturales, médicos, enfermeras, músicos, empleados y obreros que cada día que amanece reciben a cientos de niños, niñas y adolescentes, quienes son receptores de una educación de calidad que moldea su formación para que sean los ciudadanos que Venezuela necesita.

“Damos gracias a Dios. A quien le pedimos su bendición y fortaleza permanente para seguir trabajando y cumpliendo con la primera misión que Él nos pide de servir al prójimo. Gracias, gracias a todos. A los padres, madres y a la familia por permitirnos ser parte en la formación y moldear la vida del amor más grande que significan los hijos. Son 55 años construyendo el futuro”, expresó Trejo de Rosales.

Afirmó que “en el presente seguimos el rumbo de tan hermosa labor que Dios nos pone en este bonito camino de la vida. Llenando de conocimientos y sonrisas a éstas bellas almas que se refugian en cada salita todas las mañanas. Ojeando sus primeros libros, trazando sus primeras líneas y dejando huella en hojas y paredes de la mano de sus docentes que, diariamente, se preparan para atenderlos”.

En su tercera gestión al frente de la fundación recordó que “en este día tan especial, nos toca nuevamente presidir como Primera Dama y esposa del gobernador Manuel Rosales Guerrero, la presidencia de la Fundación Niño Zuliano, institución que guarda un gran ejército de docentes y trabajadores que sueñan y comparten con sus múltiples hijos la encantadora tarea de ver crecer a cada uno de éstos ángeles que nos entregan sus padres a diario. Del mismo modo y, con ese sentimiento especial, lo hacen los entrenadores deportivos, culturales, médicos, enfermeras, obreros, músicos y empleados”.

Agradeció la ayuda recibida de instituciones amigas, públicas y privadas, señalando que también “a quienes han sabido hilvanar y tejer, con el más fino hilo, la construcción de uno de mis grandes sueños y convicción de que era posible que en nuestra fundación se creara la Primera Coral de Niños. Aún guardo en mi memoria los calurosos aplausos cuando la concreción de este gran sueño, tuvo su primera presentación en la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño en el año 2002, siendo el 1er Núcleo Sinfónico que se presentaba fuera de su región, teniendo como testigo al maestro José Antonio Abreu, mentor, soñador y constructor del Sistema Nacional de Coros y Orquestas”.

La Fundación Niño Zuliano posee 24 Centros de Educación Inicial en todos los municipios de la geografía zuliana, teniendo una matrícula cercana a 3 mil niñas, niños y adolescentes. En su sede principal de la avenida Guajira son atendidos 850 alumnos donde existe un comedor central, aulas espaciosas, iluminadas y aclimatas, salones de música, juegos, computación, piscina, cancha y áreas de recreación externa.

La Primera Dama casi al término de su intervención dijo que “es nuestra intención rendirle un homenaje a todos los trabajadores que han tomado estos espacios como su hogar. Hombres y mujeres que con dedicación atienden con amor y entrega. Han laborado por 30, 20, 15 y otros años más al servicio de éstos ángeles que recibimos y recibiremos hoy y mañana como el gran cómplice de sueños Paco Lesher. La brillante y dedicada profesora Janina Albornoz, quien por 15 años dedicó a esta institución su conocimiento académico y vocación musical. A Melida Antúnez, a la doctora Vivian de Petitt, a Luilu Peña, Mariela Viloria y muchos más”.

No debe dejar de saberlo Venezuela y el estado Zulia que después de 22 años, hoy en Europa, América del Norte y otros países, músicos de excelente formación profesional que estudiaron en la Fundación Niño Zuliano, dejan en alto el buen nombre de nuestra nación y región al formar parte de orquestas sinfónicas y filarmónicas en importantes capitales del mundo. Otros siguen en Venezuela demostrando su calidad y atributos. Un sueño, una visión futurista, que permitió en la primera gestión del gobernador Manuel Rosales y su esposa, Eveling de Rosales, año 2000-2004, dotar a la sede de la fundación de una moderna escuela donde sigue naciendo, preparándose y creciendo el buen talento musical de esta tierra bendita.

El cierre de la hermosa actividad quedó a cargo de la Orquesta y Coro del Núcleo Fundación Niño Zuliano con dos grandes temas que rompieron las filas de alegría y bailes de los presentes. El contagio musical envolvió a todos en el Teatro Baralt con los variados repertorios entonados por grandes y pequeños artistas del Núcleo Musical de la Fundación Niño Zuliano con luz y símbolos de la familia zuliana, iniciado con el ensamble de flauta. No podía faltar el ensamble de cuatro “Ciro Adalme”, integrado por trabajadores de la fundación, entonando los temas La Cabra Mocha del maestro Jesús Lozano y el villancico más cantado en la Navidad, Niño Lindo, de Vicente Emilio Sojo.

Nota de prensa