La madre de Dani Alves desvela la identidad de la presunta víctima de violación

Lucía y su hijo Dani Alves. | Foto: Diario AS

 

El próximo 20 de enero se cumplirá un año desde que el futbolista Dani Alves ingresara en prisión provisional sin fianza tras declarar ante el juez por una presunta agresión sexual cometida en la madrugada del 30 de diciembre de 2022. La joven, que compareció antes que el jugador, aseguró que la abofeteó, la encerró en el baño de la zona VIP de la discoteca Sutton de Barcelona y la violó. El brasileño por su parte cambió tres veces su versión. Empezó asegurando que no conocía a la chica, luego reconoció que sí, y finalmente también dijo que mantuvieron relaciones sexuales de manera consentida. Sus contradicciones y el riesgo de fuga llevaron la jueza a decretar prisión provisional sin fianza.

A partir de ahí, los datos filtrados de la investigación, las declaraciones de la abogada de la víctima, los testigos e incluso las redes sociales permitieron crear una cronología de la agresión. Pero si algo se había intentado proteger era la identidad de la víctima que desde un primer momento mostró pánico a ser reconocida e incluso renunció a la indemnización para no menoscabar su credibilidad -una decisión que revocó el pasado mes de noviembre-. Ahora, el peor de sus temores se ha cumplido tras revelar la madre del brasileño su presunta identidad.A tan solo días de cumplirse un año desde el arresto del futbolista, Lucía Alves, madre del jugador, compartió en su cuenta de Instagram un clip que muestra supuestas imágenes de la víctima, a que identifica como Anna Fez acompañado del siguiente mensaje: “Los que confían en Dios jamás pierden la batalla”.

En el vídeo se pueden ver fotografías y videos de una joven rubia que se presume es la demandante, quien recientemente cumplió 24 años. En una parte del material está un diálogo entre la implicada y la que parece ser su prima, discutiendo estrategias para obtener fama y dinero.





Dudas sobre su estado psicológico

Lucía Alves ha utilizado estas imágenes para cuestionar abiertamente la petición de la abogada de la víctima, Ester García, quien ha solicitado una posible indemnización por daño psicológico. La madre de la leyenda del Barcelona ha retomado notas periodísticas para cuestionar la validez de las demandas presentadas y cuestiona el estado de la joven. En este sentido, subraya que la joven está de celebración cuando “alega la imposibilidad de trabajar y un deterioro en sus actividades diarias post ‘trauma’”.

La madre del futbolista sugiere que la situación es más compleja de lo que se presenta públicamente y plantea dudas sobre las exigencias económicas que pide la joven afectada. Cabe recordar que, tras dejar claro en su primera declaración que renunciaba a cualquier tipo de indemnización económica, ahora está dispuesta a recibir la cantidad exigida por la Fiscalía de 150.000 euros y así lo ha solicitado su abogada en un escrito a la jueza. En sus declaraciones realizadas el 20 de enero, la joven de 23 años negó hasta en tres ocasiones cualquier voluntad de recibir una indemnización.

En un documento al que tuvo acceso ‘La Vanguardia’, la abogada de la presunta víctima explica cómo en un primer momento la víctima había rechazado la compensación por daños y perjuicios creyendo que así reforzaría sus argumentos, sin ser consciente de “las consecuencias plenas del delito ni de las circunstancias sobrevenidas que le impedirían, como así se reseñó en el informe médico forense, el desarrollo de una sintomatología ansioso-depresiva de intensidad globalmente moderada y, por tanto, un deterioro importante en diversas áreas del funcionamiento diario”. Según la abogada, la supuesta víctima sigue manifestado síntomas de depresión que la mantienen en una situación de baja laboral y en tratamiento psicológico.

Líneas rojas

A medida que se acerca la fecha del juicio, se espera nuevos elementos salgan a la luz a pesar de las medidas de protección solicitadas por la abogada de la víctima. En el documento, la letrada solicita que se imponga a Alves la prohibición de acercarse a menos de 1.000 metros y de comunicarse con la víctima por un periodo de 10 años superior a la pena de cárcel impuesta, así como una medida de seguridad de libertad vigilada durante el mismo periodo. Además, ha interpelado a la sala a adoptar medidas para proteger a la joven el día del juicio, como que tenga acompañamiento profesional y se evite la confrontación visual con el acusado, así como que se celebre a puerta cerrada.

Una solicitud que no ha impedido que la madre del brasileño traspase todas las líneas rojas.

El futbolista, tras denegársele su libertad provisional hasta en tres ocasiones, permanecerá en prisión hasta la fecha de juicio que se celebrará el próximo 5 de febrero. Una vista que, casi con toda probabilidad, se celebrará a puerta cerrada y sin contacto visual entre la joven y el brasileño.

https://www.instagram.com/reel/C1ovQ0uLxrb/?igsh=cnE5bWJ0NGRmdHFz