Esclavitud en Virginia: pareja sometía a un inmigrante a trabajos forzados y abuso físico

El cargo de trabajo forzado supone una pena máxima de 20 años de cárcel federal y una multa de hasta $250,000 dólares. Crédito: BRENDAN SMIALOWSKI | AFP / Getty Images

 

Una pareja de Virginia de origen indio fue hallada culpable de someter un migrante a trabajos forzados y abuso físico en una tienda de la cual son dueños, reveló el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ).

Por El Diario NY





En un juicio que tuvo una duración de dos semanas, el jurado halló culpable a Harmanpreet Singh, de 30 años, y Kulbir Kaur, de 42, por hacer uso de “varios medios coercitivos” para obligar a la víctima a trabajar por muchas horas sin el sueldo correspondiente entre el mes de marzo de 2018 a mayo de 2021.

Las evidencias que fueron presentadas durante el juicio demostraron que Singh y Kaur confiscaron los documentos de inmigración de la víctima y fue abusada físicamente, también la amenazaron y la sometieron a condiciones de vida degradantes en una tienda en conveniencia en North Chesterfield, Virginia.

El inmigrante en cuestión, llegó a Estados Unidos siendo menor de edad, y debía encargarse de la caja, preparar comida, limpiar y administrar los registros de la tienda.

Asimismo, fue obligado a dormir por varios seguidos y en numerosas ocasiones en la parte de atrás del establecimiento, le limitaron el consumo de alimentos, se negaron a ofrecerle atención médica y usaron equipos de vigilancia para supervisarlo, de acuerdo con el DOJ.

Las pruebas revelaron que Singh tiró del cabello de la víctima, la abofeteó y pateó cuando pidió que le devolvieran sus documentos y trató de irse, y en tres oportunidades diferentes la amenazó con un revólver por intentar tomarse un día libre.

Ambos son acusados de siete cargos, incluyendo trabajo forzado, conspiración para cometer trabajo forzado y albergar a un extranjero para obtener ganancias financieras, entre otros.

Por su parte, Kristen Clarke, fiscal de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, expresó en un comunicado que la trata de personas “es un delito vergonzoso e inaceptable”, y “el veredicto de culpabilidad envía un mensaje muy claro de que su oficina investigará y procesará enérgicamente estos casos para responsabilizar a los traficantes de personas y hacer justicia a sus víctimas”.

Lea más en El Diario NY