Pese a que la policía aparentemente desarticuló bandas delictivas, la violencia sigue reinando en Sucre

Director general del Instituto Autónomo de la Policía del Estado Sucre (Iapes), G/D Alejandro León Vera

 

Era de madrugada y estaban saliendo de una rumba. La verdad es que mejor hubiera sido quedarse en la fiesta hasta el amanecer y salir apenas despuntara el sol, pero Myoruschka Mejía y su amigo prefirieron irse a sus casas. Así que caminaron por una calle de Cumaná, cuando escucharon unas motos que pasaron por su lado. Un pequeño susto y se aceleró el corazón cuando vieron que los motorizados se devolvieron hacia ellos.

Por Víctor Federico González // Corresponsalía lapatilla.com





“Ay, Dios mío, como que nos van a robar”, pensó Myoruschka.

Los hombres armados amenazaron a la pareja. “Entregué mi cartera, pero mi teléfono no, porque lo tenía escondido en otro lado. A mi amigo sí se lo quitaron, aunque él intentó resistirse”, dijo.

El desafortunado y muy frecuente hecho delictivo ocurrió a inicios de 2023. Myoruschka perdió, entre otras cosas, su cédula de identidad. Tiene más de un año así y sin el documento que le permite ejercer sus servicios como abogada. “Hicimos la denuncia en el Cicpc y para desplazarme uso el papel que ellos dan, pero es complicado. El Saime tarda muchísimo en dar las citas con ese nuevo sistema”, se quejó.

La impunidad y la complicidad de algunos funcionarios policiales con los delincuentes, ha socavado la confianza de la ciudadanía en los cuerpos de seguridad. Se sabe que existen algunos casos de “matraqueo” y hasta inacción al momento de poner una denuncia. A esto se suman los múltiples sucesos que se conocen ocurren en las Troncales por la falta de patrullaje constante.

Disminución de los delitos

El director general del Instituto Autónomo de la Policía del Estado Sucre (Iapes), G/D Alejandro León Vera, durante la presentación de los resultados del año 2023 destacó que hubo una reducción “bastante significativa en comparación con el año 2022”. “Casi en 46 % se logró disminuir los índices delictivos, logramos realizar 960 procedimientos penales, más de 1.300 personas procesadas por diferentes delitos”, agregó.

León Vera también informó la desarticulación de 61 bandas delictivas, grupos estructurados y delincuentes organizados que operaban en las troncales 9 y 10 en la entidad oriental, principalmente en el eje de Paria.

Entre otras cifras que reveló el funcionario destaca que fueron detenidas 239 personas por violencia de género. Exhortó a la colectividad a seguir denunciando este tipo de agresiones contra las mujeres.

Se mantiene la tendencia

 

El OVV mantiene un seguimiento a los índices de violencia en Sucre

 

De acuerdo con el informe anual del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) en Sucre, la tasa de muertes violentas tiene base en la densidad poblacional de 883.089 habitantes. Aseveraron que “la tendencia se mantiene con respecto a 2022, cuando la tasa de muertes fue de 23 muertes violentas por cada 100 mil habitantes. Los resultados están conectados con los patrones de comportamiento de las muertes violentas presentadas en años anteriores”.

La coordinadora del OVV Sucre, Carmen Julia III Amundarain, precisó que durante 2023 la región oriental ocupó el décimo cuarto lugar del ranking nacional de violencia con una tasa de 23,6 muertes violentas por cada cien mil habitantes. Además, la tasa de homicidios se mantuvo en 12,6 homicidios por cada 100 mil habitantes, ubicando a la entidad en la tercera posición de las cinco primeras a nivel nacional, detrás de los estados Delta Amacuro (16,1), Distrito Capital (13,4) y por encima de Guárico (10,7) y Miranda (10,5).

Dos municipios sobrepasan la tasa

 

Tasa de homicidios se mantuvo en 12,6 homicidios por cada 100 mil habitantes en Sucre, según el OVV

 

El OVV Sucre informó que las tasas de muertes violentas más elevadas (homicidios, muertes por intervención policial y muertes por averiguación) en Sucre para el periodo enero-octubre, se concentró en cinco de los 15 municipios que conforman la geografía sucrense, arrojando que el más violento fue Arismendi (Río Caribe), con una tasa de 46,4 muertes por cada 100 mil habitantes, seguido de Montes (Cumanacoa), con una tasa de 40,9 por cada 100 mil habitantes, ambos superando la tasa nacional que es de 26,8.

Amundarain consideró que los resultados se explican en torno a variables sociales, económicas y culturales que evidencian el desarrollo de distintas formas de violencia en el territorio.

Afirmaron que en Arismendi persisten “acciones del narcotráfico y las disputas entre las bandas por el control territorial en las áreas rurales del eje Carúpano-Paria, por su ubicación frente al mar Caribe y su proximidad con Trinidad y Tobago, permitiendo una salida estratégica para comercios ilícitos”, mientras que en Montes influye su caracterización por “presencia de guerrillas en las montañas que lo bordean” desde los años 80 del siglo XX y el desarrollo a nivel económico de distintas actividades productivas.

Aumentan los suicidios

Para 2023, el OVV Sucre pudo documentar a través de los medios de comunicación que se registraron al menos 36 casos de violencia autoinfligida, 21 casos más que en el año 2022 cuando se registraron 15.

Refirieron que los meses con mayor incidencia de casos fueron marzo, julio y octubre con cuatro suicidios cada uno; mayo, junio y noviembre con tres casos cada uno; febrero, abril y septiembre con dos casos cada uno; enero y agosto, ambos meses con un caso.

“Los municipios con mayor incidencia de este tipo de muertes fueron Sucre con 20 casos, Bermúdez con cuatro, Montes con tres, Arismendi y Cruz Salmerón Acosta con dos cada uno y Andrés Eloy Blanco, Benítez, Bolívar, Mejía y Ribero con un caso cada uno”, indicaron.

En el municipio capitalino prevaleció el indicador más alto de violencia autoinfligida, según las cifras ofrecidas.

De las siete parroquias que lo conforman, destacan cuatro parroquias: Altagracia (15), Ayacucho (3), Valentín Valiente (1) y Gran Mariscal (1).

Sobre el perfil de las víctimas, se conoció que las edades estuvieron comprendidas entre 17-35 años y 50-70 años. La víctima de sexo masculino fue 92,3 % y femenino 7,7 %.

El equipo del OVV Sucre expresó que persiste el hermetismo en torno a la difusión de información por parte de la sociedad sobre los casos conocidos, hablando de suicidios e intentos del mismo, “tal vez por un tema de pudor, respeto y tristeza por los familiares de las víctimas, ante la pérdida de sus seres queridos en estas circunstancias”.