Apureños de El Amparo, olvidados por el chavismo: Hospital sin ambulancia y bomberos sin equipos para atender incendios

Foto referencial

 

En las redes sociales, los vecinos de El Amparo, municipio José Antonio Páez en el estado Apure, iniciaron una campaña para exigir al Gobierno nacional, regional y municipal la activación de la ambulancia de emergencia y el equipamiento del Cuerpo de Bomberos, tan necesario en esta zona de frontera para salvar vidas.

Por María Eugenia Díaz // Corresponsalía lapatilla.com





Los agraviados consultados por lapatilla.com alegan que la ambulancia se ha mantenido dañada desde hace 7 meses. “No podemos abandonar esta problemática. Ciudadano alcalde José María Romero (Chema), el pueblo de El Amparo necesita respuesta a esta situación, no podemos permitir que esto se quede atrás, necesitamos solución”, señala un vídeo en RRSS.

Hace cinco días, el pastor Orlando García denunció la situación en medios locales e insistió en la necesidad de reactivar la ambulancia en El Amparo para la atención de emergencias. Explicó que los ampareños no tienen ambulancia, porque el gobierno ha mantenido el vehículo en reparación durante más de 6 meses.

“Pedimos al Gobierno nacional, regional y municipal se pongan la mano en el corazón y puedan conseguir la ambulancia que tanto se necesita”, dijo.

En marzo de 2016, el gobierno de Apure durante el mandato del gobernador Ramón Carrizalez, fue asignada y entregada la ambulancia a El Amparo.

“Posteriormente, fue sometida a reparaciones y la misma comunidad compró cauchos y se la llevó a la directiva del hospital, porque la ambulancia fue asignada a El Amparo, pero pertenece al Hospital José Antonio Páez”, destaca una fuente consultada por lapatilla.com.

Ante tal situación de desatención por parte de las autoridades, se pudo conocer que debido a un incendio ocurrido el pasado 22 de enero en una casa de El Amparo, el niño Diego Alejandro Balta Torres sufrió quemaduras y estuvo recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Vicente de Arauca (Colombia). Desde allí fue traslado en un avión ambulancia hasta Bucaramanga donde falleció minutos después de su ingreso.

Es necesario destacar que durante este incendio murió el padrastro del niño identificado por las autoridades como el sargento de la Guardia Nacional Bolivariana, Andrés Felipe Rivas Asprilla, luego de rescatar al menor del voraz incendio. Sin embargo, el exmilitar también perdió la vida durante su ingreso al hospital colombiano, ante la falta de un sistema de emergencias en El Amparo disponible para la población.

El estado Apure está catalogado como zona caliente en el país, lo que significa que es una región propensa a sufrir incendios.