Entró a filmar en una cárcel abandonada y encontró un museo del terror

Entró a filmar en esta cárcel abandonada y encontró un museo del terror (Freaktography).

El creador de contenido Freaktography es conocido en redes por sus incursiones en lugares abandonados y olvidados, capturando con su cámara escenarios que muchos no se atreverían a explorar y compartiendo sus experiencias con una amplia audiencia en Instagram y YouTube.

Por: Clarín

En esta ocasión, Freaktography se ha hecho viral por colarse en una cárcel abandonada de Canadá. Un establecimiento, clausurado desde 2014, se encuentra en un avanzado estado de deterioro, con celdas reducidas, un túnel y evidencia de hacinamiento.

La prisión que se inauguró en 1925 y alojó a diversos reclusos, desde ladrones comunes hasta convictos controvertidos, está ahora completamente deteriorada.

Sin embargo, tal y como muestra el creador de contenido, todavía se pueden apreciar las celdas estrechas, apenas equipadas con un inodoro y un banco, y puertas oxidadas y grafitis adornan ahora los restos en ruinas del penal.

Falta de privacidad. Pero no solo eso, a medida que explora el lugar, Freaktography no puede evitar fijarse en la falta de privacidad y la oscuridad que imperaba en las celdas, además de un manual de procedimientos para emergencias en la sala de administración.

Huesos humanos

Según señala The Sun, en 2015, un año después de su abandono, un equipo de arqueólogos descubrió huesos humanos en el antiguo cementerio de la prisión, lo que se cree que podrían ser los restos de Peter Beyak, único ejecutado en la década de 1930, condenado por el asesinato de Jessie Nehbereski.

 

Para leer más, pulse aquí.