Estadounidenses se ven abrumados por deudas de tarjetas de crédito, alquileres y precios altos

Si bien la economía estadounidense goza de buena salud en general, hay grupos de estadounidenses que han agotado sus ahorros y aumentado los saldos de sus tarjetas de crédito tras batallar contra la inflación durante más de dos años. Xinhua/Sipa USA

 

Si bien la economía estadounidense goza de buena salud en general, hay grupos de estadounidenses que han agotado sus ahorros y aumentado los saldos de sus tarjetas de crédito tras batallar contra la inflación durante más de dos años.

Por El Nuevo Herald

A los expertos les preocupa que los miembros de estos grupos —en su mayoría estadounidenses de ingresos bajos y medios, quienes tienden a ser inquilinos— se estén atrasando en los pagos de sus deudas y puedan enfrentar un mayor deterioro de su salud financiera en el año, particularmente aquellos que recientemente reanudaron el pago de sus préstamos estudiantiles.

“La economía de Estados Unidos actualmente se desempeña mejor de lo que la mayoría de los pronosticadores esperaban hace un año, gracias en gran parte a un consumidor resiliente”, escribió Shernette McLoud, economista de TD Economics, en un informe publicado el miércoles. “No obstante, ese gasto se financia cada vez más con tarjetas de crédito”.

Los estadounidenses tenían más de 1,05 billones de dólares en sus tarjetas de crédito en el tercer trimestre de 2023, un récord y una cifra que seguramente crecerá una vez que la Federal Deposit Insurance Corporation (Corporación Federal de Seguros de Depósitos, o FDIC, por sus siglas en inglés) publique los datos del cuarto trimestre el próximo mes. Un informe reciente de la compañía de calificación crediticia Moody’s mostró que las tasas de préstamos morosos y las tasas de cancelación de tarjetas de crédito —los préstamos que un banco cree que nunca se reembolsarán—, están ahora muy por encima de sus niveles de 2019 y se espera que sigan en aumento.

Lea más en El Nuevo Herald