La modelo nacionalizada que ganó Miss Japón en medio de la polémica renuncia a su título

 

La modelo Carolina Shiino, japonesa nacionalizada de padres ucranianos que fue elegida Miss Japón el pasado enero en medio de polémica por sus raíces extranjeras, ha renunciado a este título tras la publicación de noticias sobre su vida privada por parte de la prensa amarillista.

Shiino, de 26 años, fue coronada Miss Japón el pasado día 22 de enero por un panel de 30 jueces que votaron sobre la “belleza japonesa” de las 12 finalistas aspirantes teniendo en consideración tres aspectos: interno, físico y de conducta.

La modelo llegó a Japón cuando tenía 5 años y en 2020 obtuvo la nacionalidad japonesa por naturalización.

La elección de Shiino como Miss Japón generó un amplio debate en las redes sociales del país en torno a la consideración de la identidad y la belleza que se estiman ‘genuinamente’ japonesas.

La modelo ha decidido ahora renunciar a la corona de Miss Japón 2024 después de que el semanario Shukan Bunshun publicara el pasado jueves unas informaciones señalando que mantenía una relación con un médico e ‘influencer’ japonés que está casado.

En un comunicado publicado hoy, la Asociación Miss Japón, organizadora del certamen, anunció que ha aceptado la petición de la ganadora de renunciar a su título, y señaló que “reflexionará profundamente sobre su responsabilidad” relacionada con la “serie de molestias” generadas por este caso.

El certamen de Miss Japón permite participar a toda mujer soltera de entre 17 y 26 años que tenga nacionalidad japonesa.

La victoria de la modelo Ariana Miyamoto en la edición de 2015 de Miss Universo Japón generó un debate similar sobre identidad en el país asiático. De madre japonesa y padre afroamericano, Miyamoto causó sensación y polémica por su mestizaje, y fue objeto de acoso por ciertos colectivos del país, uno de los más racialmente homogéneos del mundo. EFE