Estuvo desaparecida una semana y fue hallada muerta en el maletero de un vehículo en Washington

La policía no dio a conocer si sospechaban que el prometido de Enyeart estaba relacionado con el crimen. Crédito: Lea Skene | AP

 

Las autoridades creen que el cadáver hallado dentro de un automóvil en el condado de Skamania pertenece a una mujer de Portland que estuvo desaparecida por más de una semana, informó este martes la Oficina de Policía de Portland (PPB).

Por El Diario NY

El prometido de la víctima fue capturado el lunes y enfrenta cargos de asesinato y abuso de cadáver.

Según los familiares de la mujer identificada como, Jeannie Enyeart, de 47 años, expresaron que fue encontrada en el maletero de su vehículo.

Enyeart fue vista por última vez el 27 de enero por vecinos cerca de su casa en Northeast Holladay Street y 93rd Avenue en Portland. Dos días después, su automóvil fue hallado en el condado de Skamania, en el estado de Washington, a más de una hora de distancia.

De acuerdo con la policía de Portland, el automóvil estaba destrozado y abandonada.

Hasta el momento no se ha aclarado si las autoridades sabían que ella estaba en el interior del maletero cuando descubrieron el vehículo en principio. En el comunicado de prensa de este martes en la mañana, PPB indicó que la víctima fue encontrada el 1 de febrero, tres días después del hallazgo del auto, informó KGW8.

PPB explicó que el médico forense determinó que la mujer murió por violencia homicida. Aunque el forense no ha identificado oficialmente a la mujer, los funcionarios de Portland sugieren que se trate de Enyeart.

Asimismo, el prometido de la víctima, Jon French, de 33 años, fue detenido el lunes y trasladado al Centro de Detención del Condado de Multnomah. Enfrenta cargos de asesinato en segundo grado y abuso de cadáver en segundo grado.

El lunes en la mañana, antes de enterarse de la muerte de Enyeart, su familia registró almacenes y casas abandonadas al norte de Portland tras recibir un aviso de que podría estar en esa zona.

El hermano de la víctima, Michael Enyeart, manifestó que creía que su prometido podría haber tenido algún papel en su desaparición.

Lea más en El Diario NY