Latino quería cambiar de vida, emigró a EEUU y terminó trabajando con un ídolo del fútbol

Juan Ignacio Zaffalon, el joven que se animó y logró lo impensado. Foto: @nachodeviaje, Instagram

 

Él soñaba con vivir una experiencia en el exterior, generar mayores ingresos y ayudar económicamente a su familia. De esta forma, el 21 de marzo de 2021, Juan Ignacio se encontró en el Aeropuerto Internacional de Córdoba, sujetando con fuerza sus valijas, las cuales guardaban los recuerdos de una vida entera.

Por Clarín 

Entre lágrimas y alegría, se despidió de su familia y se subió a un avión rumbo a un destino desconocido. Lo que no se imaginaba era que años después iba a estar cumpliendo sus sueños.

El joven de 25 años – oriundo de la Provincia de Santa Fe – tomó la decisión de emigrar a Estados Unidos en 2021. Lleno de expectativas, dio inicio a aquella travesía que cambiaría su vida por completo.

“Me costó mucho dejar a mi familia, pero me hizo más fuerte. Con voluntad y esfuerzo, logré lo que nunca imaginé”, cuenta Juan Ignacio Zaffalon en una entrevista con Clarín.

Sus inicios en Argentina

El protagonista de esta historia nació en Santa Clara de Saguier, un pueblo ubicado en la Provincia de Santa Fe, lugar donde se crió junto a su mamá y sus dos hermanos.

Desde pequeño, sufrió el abandono de su padre, quien los dejó a la intemperie justo antes de que su madre diera a luz. A raíz de esto, a temprana edad, consiguió empleo para colaborar en su hogar. “Tuve una infancia bastante dura y poco común. Mi madre se hizo cargo de nosotros y cuando crecimos, la ayudamos económicamente”, menciona el joven.

Por ende, empezó a brindar servicios de disyóquey en diferentes eventos: casamientos, clubes nocturnos, fiestas de cumpleaños, entre otros. Sin embargo, no generaba suficiente dinero y le era imposible ahorrar dinero para comprar los equipos de música que necesitaba.

Al terminar sus estudios secundarios, en 2017, comenzó la Licenciatura en Turismo en la Universidad Provincial de Córdoba. Por este motivo, con 18 años, se independizó de su familia y se mudó a la Provincia de Córdoba.

Tres años después, en 2020, navegando por internet, encontró un programa de intercambio que llamó su atención. Aquella organización llamada “Cultural Care Au Pair”, es uno de los programas de cuidado de niños más grande del mundo, el cual te permite trabajar y residir en el exterior por un período de dos años.

Juan Ignacio junto al “Kun” Agüero en Las Vegas, Estados Unidos. Foto: @nachodeviaje, Instagram.

 

Luego de ese día, Juan Ignacio averiguó en profundidad los requisitos que se necesitaban para aplicar: tener conocimientos en inglés, haber finalizado los estudios secundarios, ser mayor de 18 años, no tener hijos y poseer una licencia de conducir válida.

Por este motivo, tres años después de iniciar su carrera, la dejó en busca de un objetivo mayor: trabajar en Estados Unidos, ahorrar dinero y comprar equipos de tecnología para crear contenido en redes sociales.

Al cabo de un tiempo, fue admitido en la red de la empresa y un matrimonio con niños se interesó por el. De esta manera, el 21 de marzo de 2021, emprendió una nueva aventura en busca de un futuro mejor, de acuerdo a sus palabras.

Con una mezcla de emociones, llegó a Oklahoma y lo recibió la familia con la que iba a vivir. “Los primeros meses fueron difíciles, no tenía un nivel fluido de inglés y estaba lejos de mi familia, lo que generó que me replantee mi decisión de vivir allí”, afirma el argentino.

Sin embargo, ocurrió algo que cambió su manera de ver las cosas. “Terminé cumpliendo mi meta mucho más rápido de lo que esperaba y de una forma increíble”, afirma argentino .

Un sueño cumplido

A pesar de trabajar como niñero, utilizaba su cuenta de Tik Tok para crear contenido de viajes y crecer en la plataforma digital. En tan solo tres meses, había acumulado más de medio millón de seguidores y miles de comentarios de usuarios a lo largo del mundo.

Gracias a su emergente popularidad, recibió el llamado de su ídolo de la infancia: Sergio “Kun” Agüero. El ex delantero de la Selección Argentina de Fútbol, lo contactó por Instagram ya que requería de sus servicios como Administrador de sus redes sociales.

Lea más en Clarín