¿Metiéndose en camisa de once varas? ExxonMobil planea perforar en zona en disputa entre Venezuela y Guyana

(Reuters)

 

El gigante estadounidense ExxonMobil planea perforar durante este año dos pozos frente a las costas del Esequibo, la región rica en petróleo y recursos naturales que Venezuela reclama a Guyana, anunció este martes el presidente de la compañía en ese país, Alistair Routledge.

“Planeamos perforar dos pozos exploratorios al oeste de Liza y Payara. El Pez Trompeta y la Polilla Roja están planeados más en el centro del Bloque Stabroek durante el transcurso de este año”, dijo Routledge en una conferencia de prensa.

El anuncio llega tras la disminución de las tensiones entre Guyana y Venezuela, exacerbadas a finales del año pasado después de que Georgetown abriera una licitación de pozos petrolíferos en la zona.

La intención es desarrollar pozos “independientes” en esa zona donde no existe infraestructura, indicó Routledge al agradecer la disminución de las tensiones entre ambos países.

Reconoció, no obstante, que la crisis por la disputa había “puesto nerviosa a mucha gente”, pero recalcó que Exxon “tiene la tranquilidad” de que el contrato con Guyana “es válido bajo la ley local” y el “derecho internacional”.

“Tenemos derechos válidos sobre los bloques en los que estamos participando”, sostuvo Routledge.

Venezuela había interceptado dos buques de exploración sísmica, contratados por Exxon en 2018 frente a la región del Esequibo.

El litigio centenario que mantienen ambos países por la región del Esequibo se recrudeció en 2015 tras el descubrimiento de yacimientos petroleros en la zona por parte de Exxon.

Las tensiones se acentuaron tras la celebración de un referéndum sobre la soberanía del Esequibo el pasado 3 de diciembre en Venezuela, que impulsó la creación de un estado en ese territorio, y luego con la llegada de un buque de guerra británico a aguas guyanesas, a la que Venezuela respondió movilizando más de 5.600 hombres en ejercicios militares cerca del límite en disputa.

La crisis despertó el temor de un conflicto armado en la región que llevó a la Comunidad del Caribe (Caricom) y Brasil a impulsar un encuentro entre los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Guyana, Irfaan Alí, en San Vicente y las Granadinas.

Los mandatarios se comprometieron a no hacer uso de la fuerza.

Venezuela también pidió a Guyana rechazar la “interferencia” de terceros en la disputa territorial, y rechazó la posición de Estados Unidos y Reino Unido en apoyo a Guyana.

“La colaboración que estamos viendo para Guyana con otros países en el frente militar, así como en el frente diplomático y económico (…) creo que es algo saludable (…) y espero que continúen”, dijo Routledge.

AFP