Mintió para obtener la ciudadanía estadounidense y ahora enfrenta una severa condena

    El hombre mintió sobre sus casamientos para obtener la ciudadanía de EE.UU., pero lo descubrieron
    U.S. Citizenship and Immigration Services / Facebook

 

Un hombre de 51 años y actual residente de Florida, fue descubierto por mentir y engañar para obtener la ciudadanía de Estados Unidos. Ahora, se enfrenta a una pena máxima de diez años de prisión federal, en tanto que su condena dará lugar a que pierda automáticamente sus derechos de ciudadano cuando lo sentencien. No obstante, él ya se declaró culpable.

Por La Nación 

Jaiprakash Gulvady, de ascendencia india, vive en Land O’ Lakes, una población de Florida. Como muchos extranjeros, obtuvo su ciudadanía a través de la naturalización al casarse. Sin embargo, una investigación de la Unidad de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) de Tampa llevó a descubrir su realidad. El hombre se declaró culpable de obtener la ciudadanía ilegalmente, luego de hacer un mal uso de la evidencia de naturalización, así como de dar declaraciones falsas en un pedido de pasaporte y de usar este último bajo información falsa.

Gulvady llegó a EE.UU. en 2021 gracias a una visa de negocios temporal. Años más tarde, en 2007, se casó con una ciudadana estadounidense, pero se divorció en 2008. Dos semanas después de su separación, el hombre contrajo matrimonio con alguien más. Así, ajustó su estatus migratorio y consiguió la green card en junio de 2009, pero este historial de casamientos estaba lejos de terminar.

Una vez residente legal, con la posibilidad de regresar a su país, el ahora acusado viajó a India dos meses después de su boda. Ahí se casó con una mujer India. En una visita posterior, ambos tuvieron un hijo, que nació en enero de 2011.

Con estos antecedentes, señalan el Departamento de Control de Aduanas e Inmigración y el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el matrimonio de Gulvady se acabó en 2013 con su esposa estadounidense. Todo se complicó un año más tarde, cuando con todos estos registros, el sujeto presentó un pedido de naturalización y declaró falsamente que no estaba casado, que no tenía hijos y que jamás había contraído matrimonio con más de una persona en simultáneo. Las autoridades le creyeron y así dejó de ser un residente para convertirse en 2014 en ciudadano, con todos los derechos y obligaciones que la ley establece.

Las autoridades encontraron que, al aprovechar el estatus que obtuvo de forma fraudulenta, el sujeto presentó su solicitud de pasaporte y omitió de nuevo a su esposa en India. Con ese papel, entró en EE.UU. al menos en tres ocasiones antes de que lo descubrieran y todo este registro saliera a la luz. Los detalles son parte de su acuerdo de culpabilidad y, como dicta la ley, cuando lo condenen, perdería su ciudadanía.

Este caso lo llevó la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, con ayuda de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. y el Departamento de Seguridad Diplomática de Estado. La abogada Risha Asokan, del Distrito Medio de Florida, está a cargo del proceso. Por ahora, todavía no se ha fijado la fecha exacta de la sentencia en la que se condenará al infractor del sistema migratorio.

Lea más en La Nación