República Dominicana quedó a un paso de la semifinal tras blanquear a Curazao

El lanzador dominicano #34 Raúl Valdés lanza el balón durante el partido de béisbol de la Serie del Caribe entre Curazao y República Dominicana en el Marlins Park en Miami, Florida, el 6 de febrero de 2024. (Foto de Chandan Khanna / AFP)

 

El cubano Raúl Valdés mostró lo mejor de su repertorio y Dawel Lugo y Robinson Canó conectaron los batazos claves para que los Tigres del Licey, de República Dominicana, derrotaran este martes por blanqueada 2-0 a los Curazo Suns, en un encuentro de la Serie del Caribe que se disputa en el loanDepot Park de Miami, Estados Unidos.

Con el resultado de este encuentro, los Tigres dominicanos (2-3) se colocaron a un paso de avanzar a la semifinal, en tanto que Curazao (3-2) mantiene sus posibilidades, dependiendo de los resultados de los partidos restantes en estas últimas dos jornadas.

Los dominicanos inauguraron el marcador en el cuarto episodio, cuando tras imparables de Gustavo Núñez y Ramón Hernández, Dawel Lugo conectó un indiscutible al jardín izquierdo que tomó el defensor Roger Bernadina, quien realizó un disparo al plato, pero Núñez se deslizó a tiempo, para lograr la primera carrera del partido ante el abridor de los curazoleños, Cody Mincey.

La amenaza dominicana en la cuarta entrada terminó con un batazo para eliminación doble de Héctor Rodríguez.

Curazao amenazó con colocarse en el marcador en el sexto acto, cuando Andrelton Simmons se embasó y avanzó hasta la segunda almohadilla por error en tiro del campocorto Gustavo Núñez, sin outs en la pizarra.

En esta situación, Roger Bernadina falló con batazo al tercera base Lugo, quien lo retiró en la inicial, pero en la jugada, Simmons intentó avanzar hasta la antesala y el inicialista Hernández devolvió la pelota a la antesala, que había entrado a cubrir Núñez, completando de esta manera la eliminación doble, y de paso acabaron con las posibilidades de Curazao de anotar en este sexto capítulo.

Los Tigres pisaron nuevamente el plato en la octava entrada, cuando combinaron sencillos de Emilio Bonifacio y Gustavo Núñez y una línea de Robinson Canó, que el jardinero central atrapó en una difícil jugada defensiva, lanzándose hacia su mano enguantada, permitiendo que Bonifacio llegara hasta la registradora en pisa y corre.

El cubano Raúl Valdés (1-1) cumplió con la encomienda puesta sobre sus hombros por el dirigente Gilbert Gómez y le brindó cinco entradas, en las que estuvo dibujando desde el montículo, saliendo de juego tras permitir apenas dos imparables, sin carreras, mientras recetó siete ponches, colocando 43 de los 71 lanzamientos que realizó en la zona de strike.

Con este triunfo, Valdés suma sexta victoria y empata en el liderato de todos los tiempos en la Serie del Caribe, lugar que comparte con su compatriota Camilo Pascual, con el venezolano Carrao Bracho y con el puertorriqueño Rubén Gómez.

El relevo de los dominicanos, en el que estuvieron en acción Fernando Abad, Neftalí Feliz, Jean Carlos Mejía y Jairo Asencio, completaron las últimas cuatro entradas del encuentro, otorgando un imparable y contabilizaron tres ponches.

En total, el picheo de los quisqueyanos permitió tres indiscutibles, sin transferencias, y ponchó a 10 bateadores en las nueve entradas reglamentarias, para lograr la blanqueada.

Asencio (3) consiguió su tercer salvamento de la Serie del Caribe y consiguió su noveno en este certamen, empatando en el liderato histórico con el venezolano Francisco Buttó.

Mincey (0-1) estuvo a la altura del compromiso y le otorgó a Curazao 5.1 capítulos, en los que le pegaron cinco imparables y le anotaron una carrera, no regaló bases por bolas y pasó por la vía del ponche a tres rivales, pero su ofensiva no respondió y terminó con la derrota.

Por los dominicanos, Lugo y Canó remolcaron una carrera, mientras Bonifacio y Núñez pisaron el plato en una oportunidad.

Por los curazoleños, Bernadina pegó dos de los tres hits que conectaron en el juego.

Este miércoles los dominicanos se enfrentan a los Federales de Chiriquí, de Panamá, mientras los curazoleños se verán las caras con los Criollos de Caguas, de Puerto Rico. /EFE