Venezolanos que escaparon tras agredir a policías en Nueva York fueron capturados nuevamente en Arizona

Se creía que cuatro de los migrantes involucrados en la golpiza se dirigían a California tras el hecho violento. Crédito: New York City Police Department | AP

 

Algunos de los inmigrantes irregulares sospechosos de golpear a oficiales del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) fueron capturados en Phoenix, Arizona.

Por El Diario NY 

Las fuentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) señalaron que los migrantes supuestamente implicados en la paliza del grupo contra los agentes de Nueva York fueron detenidos el lunes en la noche por ICE e Investigaciones de Seguridad Nacional en una estación de autobuses de Greyhound en Phoenix.

Hasta el momento no se han revelado las identidades de los sospechosos. Tampoco se ha dado más precisiones sobre qué migrantes fueron arrestados el lunes y fueron vistos golpeando a los oficiales neoyorquinos.

Se creía que cuatro de los migrantes involucrados en la golpiza se dirigían a California tras el hecho violento.

Darwin Andrés Gómez, 19; Kelvin Servita Arocha, 19; Wilson Juárez, de 21 años, y Yorman Reverón, de 24, presuntamente huyeron a California tras ser liberados sin derecho a fianza y además los detectives dicen que dieron nombres falsos a un grupo sin fines de lucro afiliado a la iglesia que ayuda a los migrantes a encontrar transporte fuera de Nueva York, informó Fox News.

Otros tres sujetos, Jhoán Boada, 22, Jandry Barros, de 21 años, y Yohenry Brito, de 24, fueron arrestados por el ataque a los oficiales de NYPD. A uno se le ordenó permanecer bajo fianza ($15,000 dólares en efectivo o una fianza de $50,000 dólares) luego de que los fiscales alegan que podía ser identificado en las imágenes de la agresión por un “tatuaje distintivo”.

Por su parte, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, dijo en una rueda de prensa que quería hablar con el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, sobre por qué la mayoría de los migrantes fueron liberados sin derecho a fianza. Manifestó que los fiscales deberían haber tratado de mantenerlos encarcelados.

“Ciertamente, una agresión a un oficial de policía da derecho a libertad bajo fianza”, señaló Hochul.

Añadió además: “Hay más de 100 delitos que también pueden conducir a la deportación, y eso es algo sobre lo que también quiero tener una conversación con el fiscal de distrito: sus opciones aquí”.

Lea más en El Diario NY