El viagra también podría “parar” el Alzheimer, según un estudio

Los resultados del estudio indican que los hombres que tomaron sildenafil tenían un riesgo menor de desarrollar Alzheimer (Getty)

 

 

 

Según los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 55 millones de personas en todo el mundo sufren de demencia, y se registran casi 10 millones de nuevos casos cada año.

La forma más común es el Alzheimer es un trastorno neurológico que ocasiona la degeneración del cerebro, afectando a las neuronas y generando un deterioro progresivo en el pensamiento y el comportamiento de la persona, lo que eventualmente dificulta su capacidad para vivir de manera independiente.

Esta enfermedad se caracteriza por la acumulación de formas tóxicas de la proteína beta amiloide, la cual desempeña un papel crucial en la transmisión de información en el cerebro, especialmente entre las neuronas.

Esta acumulación provoca daños en la estructura interna de las neuronas, donde la proteína tau juega un papel importante, conduciendo a la degeneración de las células nerviosas.

Hasta la fecha, no se ha identificado un único factor que desencadene directamente esta enfermedad.

Se cree que una variedad de factores, como la edad, la predisposición genética, el entorno, los hábitos alimenticios y el estado de salud general, contribuyen a su desarrollo.

Ante esta realidad, la detección temprana de estas enfermedades neurodegenerativas es fundamental para garantizar un mejor tratamiento y una mayor calidad de vida.

Ahora el viagra, ampliamente reconocido por su uso para la disfunción eréctil, está vinculado a la reducción del riesgo de enfermedad de Alzheimer según investigaciones recientes.

Este medicamento pertenece al grupo de inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, que actúan relajando los vasos sanguíneos y mejorando el flujo sanguíneo al pene.

Un estudio publicado en Neurology reveló que estos medicamentos también están asociados con una disminución en el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Ruth Brauer, profesora de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Londres y autora principal del estudio, comentó: “No teníamos grandes expectativas y pensábamos que seguramente no había evidencia directa entre estos medicamentos y la reducción del riesgo de Alzheimer. Pero definitivamente encontramos un efecto protector. Creemos que estos son excelentes candidatos para la reutilización de medicamentos (para el Alzheimer)”.

Más detalles en INFOBAE