La nueva norma que dicta cómo los montañistas deben disponer de sus excrementos en el Everest

Muchos montañistas utilizan los espacios abiertos para defecar en los campamentos más altos del Everest.
GETTY IMAGES

 

Si la subida al monte Everest es exigente para los escaladores más experimentados, la bajada va a tener ahora un desafío más.

Por: BBC

Quienes realicen expediciones a la conocida como “cima del mundo” tendrán que recoger sus heces y llevarlas al campamento base para ser procesadas, dijeron a la BBC las autoridades de la región nepalí.

“Nuestras montañas empiezan a apestar”, dijo Mingma Sherpa, presidente del municipio rural de Pasang Lhamu, que controla la zona que introdujo la nueva norma como parte de un paquete de medidas más amplias.

“Recibimos quejas de que se ven heces humanas en las rocas y de que algunos escaladores se enferman. Esto no es aceptable y erosiona nuestra imagen”, añade.

Los escaladores que intenten alcanzar el monte Everest, el pico más alto del mundo, y el cercano monte Lhotse, tendrán que comprar las llamadas bolsas de excremento en el campamento base, que serán “revisadas a su regreso”.

Puedes leer la nota completa en BBC