La Policía encuentra muertas a madre e hija reportadas como desparecidas en Bolivia

Una mujer de 64 años y su hija de 22 fueron halladas sin vida este jueves en Bolivia, después de su desaparición hace cinco días, en un hecho en el que el presunto responsable de las muertes es el arrendatario de una propiedad en la que también habitaban las víctimas.

Las investigaciones establecieron que el crimen se produjo en La Paz, pero que los cuerpos de las dos mujeres estaban enterrados en el municipio de Viacha, a 47 kilómetros, indicó el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo.

El ministro presentó a tres acusados ante los medios, el arrendatario de la propiedad, quien tenía una deuda con la mujer de 64 años de unos 51.000 dólares por el uso de la vivienda, un albañil y el hermano de este último.

Del Castillo mencionó que el inquilino ya había planificado matar a la dueña desde octubre del año pasado y que eso se estableció tras analizar una comunicación entre el principal acusado con el albañil.

El arrendatario ofreció 3.500 dólares al trabajador de la construcción para que le ayudara a matar, primero a la propietaria y después a su hija, explicó.

La dueña de la vivienda era prestamista de dinero y se dedicaba también a la compra y venta de inmuebles.

El ministro mencionó que “la causa (de la muerte) es una asfixia mecánica por estrangulamiento contra ambas personas“.

Del Castillo dijo que para identificar a los responsables, la Policía realizó una “ingeniaría informática” junto a la revisión de 50 horas de las grabaciones de varias cámaras de seguridad, además del movimiento en las cuentas bancarias de las víctimas.

Asimismo se interrogó a la pareja de una de las mujeres ante la posibilidad de que se tratara de un feminicidio, algo que quedó descartado, informó el ministro.

Del Castillo dijo que el tipo penal que se aplica al caso es el de “asesinato“, por lo que instó a que se aplique la pena máxima en Bolivia, de 30 años de prisión para los tres acusados.

“La justicia boliviana tiene todos cada uno de los elementos para que ningún fiscal o juez se atreva a liberar a estos asesinos”, remarcó.

Aunque el caso fue tipificado como asesinato, hay quienes se pronunciaron e la redes sociales para que este crimen se considere como un feminicidio, por la forma que los acusados actuaron contra sus víctimas.

La Fiscalía de Bolivia registra cinco feminicidios en lo que va del año, estos se produjeron en los departamentos de La Paz (2), Cochabamba (2) y Potosí (1).

Los crímenes recurrentes a causa de la violencia machista colocan a Bolivia entre los países más violentos de la región.

Bolivia cuenta desde 2013 con una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia, una norma cuya modificación fue anunciada a mediados de 2021, pero que el Parlamento no ha tratado hasta la fecha. EFE