Los 19 países del mundo a los que EEUU advierte no viajar con pasaporte americano

Quienes tengan un pasaporte estadounidense pueden revisar el sistema de alerta sobre la seguridad en sus destinos de viaje. Levi Ventura / Unsplash

 

Ya sea por la criminalidad local hasta el terrorismo y las catástrofes naturales, el Departamento de Estado de EE.UU. mantiene actualizada una lista de destinos en todo el mundo que representan diversos riesgos de seguridad para los ciudadanos estadounidenses y que se clasifican desde el nivel 1, con el que recomienda precauciones normales, hasta el nivel 4, con el que exhorta a evitar los viajes por completo.

Por La Nación 

En su actualización más reciente del 29 de enero, el Departamento enlista 19 naciones que están marcadas con un rotundo “No Viajar” por tener el máximo nivel de alerta para las personas que tengan un pasaporte estadounidense. Entre los cambios, se incluyeron nuevas advertencias para Birmania (Myanmar), Irán y Gaza, mientras que Níger y Líbano se eliminaron del nivel 4.

En un breve mensaje a través de su cuenta de X (antes Twitter), la Oficina de Asuntos Consulares publicó la lista vigente de los países que se recomienda evitar por riesgos que se asocian al terrorismo y la agitación civil, y hasta conflictos armados y preocupaciones de salud:

Afganistán

Bielorrusia

Burkina Faso

Birmania

República Centroafricana

Haití

Irán

Irak

Libia

Malí

Corea del Norte

Rusia

Somalia

Sudán del Sur

Sudán

Siria

Ucrania

Venezuela

Yemen

De acuerdo con la información disponible en el sitio web del Departamento de Estado, más de 70 países están en el nivel 2, donde se recomienda “Mayor precaución”, mientras que otros 25 países están en el Nivel 3, que aconseja “Reconsiderar el viaje” en caso de ser posible. No obstante, en todas las alertas, la dependencia recomienda mantenerse atentos a la información oficial, dado que “las condiciones en cualquier país pueden cambiar en cualquier momento”, para tal motivo disponen de un mapa interactivo y un buscador en su sitio web para consulta libre por parte de los interesados.

Lea más en La Nación