Perfil de Silvia López: Así era la madre asesinada por sus hijos en España

La mujer asesinada en Castro Urdiales junto a sus dos hijos adoptivos La Razón

 

“Una persona bondadosa”, así definen los vecinos de Castro Urdiales a Silvia López, la mujer presuntamente asesinada por los hijos que tanto deseó. El cuerpo sin vida de la víctima, de 48 años, fue hallado la noche del miércoles en el garaje de su casa, maniatado en el asiento trasero de un coche y con una cuchillada en el cuello. La Guardia Civil detuvo a los dos hermanos de 13 y 15 años por la muerte de su madre adoptiva.

Por larazon.es

Silvia era natural de Vizcaya, si bien residía junto a su marido desde hace años en un chalet adosado de la urbanización Monte Cerredo de la localidad cántabra. Trabajaba como celadora en el Hospital de Cruces, en Barakaldo.

Era una mujer muy católica y ejercía como catequista en la iglesia del Sagrado Corazón. Había decidido educar en la fe cristiana a E. y a J, los dos niños que adoptó en un país del Este hace muchos años junto a su marido. Los niños que llegaron a España estaban totalmente integrados en la localidad cántabra, tanto en el colegio como en su barrio, la urbanización Paraíso X.

Antonio Arribas, párroco de la iglesia de Santa María destacó el perfil “bondadoso” y la implicación religiosa de la mujer. Arribas elogió su disposición y ayuda constante en lo que se le pedía y reconoció que esta pérdida ha sido “un ‘shock'”. Según explicó, se trataba de una familia “normal” y “muy unida” que siempre hacían vida social los cuatro juntos. También apuntó que “probablemente su compromiso cristiano fue lo que le llevó a adoptar a estos chavales”.

Silvia también era muy activa en redes sociales donde expresaba sus emociones y presumía de sus “dos niños”. En su muro de Facebook solía publicar frases espirituales y filosóficas. “Lo que uno ama en la infancia se queda en el corazón para siempre”, compartía el sábado. Y solo tres días antes de su muerte, publicaba un mensaje que llama especialmente la atención. Se trata de una cita de El Principito, que ahora adquiere tintes premonitorios: “Qué ironía, no dices nada para evitar conflictos, y vives en conflictos por no decir nada”.

El entorno de la víctima asegura que no tenía conocimiento de que la pareja tuviera problemas familiares o con los niños. Por su parte, la alcaldesa de Castro Urdiales, Susana Herrán, aseguró que en el Ayuntamiento no tienen constancia de ningún incidente violento o denuncia previa. “No eran niños conflictivos, tienen personalidades acorde a su edad y con un expediente académico excelente”, señaló Herrán sobre los adolescentes.