Netanyahu afirmó que Israel no pagará por la liberación de los rehenes de Gaza

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, asiste a la reunión semanal del gabinete en el despacho del primer ministro en Jerusalén, el 10 de diciembre de 2023. (Jerusalén) EFE/EPA/RONEN ZVULUN/POOL

 

 

 





El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, afirmaron el martes que Israel no pagaría ningún precio por la devolución de los rehenes que siguen retenidos en Gaza, en un contexto de negociaciones para lograr su liberación.

A una pregunta por los 134 rehenes que permanecen en Gaza, Smotrich dijo a Kan Radio que su retorno era “muy importante”, pero que no podían ser liberados “a cualquier precio”.

La forma de liberarlos era aumentar la presión militar sobre Gaza y derrotar a Hamas, el grupo terrorista que gobierna la franja bloqueada, agregó.

Sus declaraciones provocaron los reproches del líder de la oposición, Yair Lapid, y del ministro Benny Gantz, y enfurecieron a algunas familias de rehenes que han estado intentando aumentar la presión sobre el Gobierno para que llegue a un acuerdo.

Poco después de la entrevista radiofónica, la oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu publicó una declaración en la que se hacía eco de la postura de Smotrich.

“Hay mucha presión sobre Israel desde dentro y fuera del país para que detenga la guerra antes de que logremos todos nuestros objetivos, incluido un acuerdo para liberar a los rehenes a cualquier precio”, dijo Netanyahu. “No estamos dispuestos a pagar ningún precio, desde luego no el costo delirante que nos exige Hamas, que significaría la derrota del Estado de Israel”.

Las declaraciones las hizo en un momento en el que Estados Unidos tiene previsto que su enviado para Oriente Próximo prosiga las conversaciones con Egipto, Israel y Qatar, que pretenden negociar un alto el fuego y la liberación de los rehenes.

Israel dijo que 1.200 personas murieron y 253 más fueron secuestradas en Gaza durante el ataque del 7 de octubre dirigido por Hamas contra sus ciudades. Desde entonces, la ofensiva aérea, terrestre y marítima de Israel ha matado a casi 29.000 palestinos, con miles más atrapados bajo los escombros, según las autoridades palestinas controladas por Hamas, y ha arrasado gran parte del enclave, que se encuentra sitiado.

Con información de Reuters