Aseguran que Dani Alves pedirá su libertad con más de un millón de euros que Hacienda debe devolverle

Dani Alves, durante una rueda de prensa REUTERS

 

 

 





La Audiencia Nacional ha condenado a la Hacienda española a devolver 1,2 millones de euros al jugador de fútbol Dani Alves, quien recientemente fue sentenciado a cuatro años y medio de prisión por violar a una joven en Barcelona.

La ironía del caso reside en que Alves recibe esta millonaria cifra el mismo día en que conoce su condena por la agresión sexual.

La sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional falló a favor del jugador en un recurso presentado contra Hacienda por el pago de los servicios de un agente FIFA.

Los abogados de Alves buscan que la Agencia Tributaria agilice la devolución del dinero para presentarlo como garantía de fianza y solicitar la libertad provisional del jugador hasta que la sentencia por la agresión sexual sea firme.

El futbolista brasileño Dani Alves observa el inicio de su juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en Barcelona, el 5 de febrero de 2024. – El futbolista brasileño Dani Alves, ex estrella del Barça y del PSG, va a juicio en Barcelona acusado de violar a una mujer en un club nocturno local. Los fiscales piden una pena de nueve años de prisión, seguida de 10 años de libertad condicional. También le piden que pague 150.000 euros (162.000 dólares) en concepto de indemnización a la mujer. (Foto de Jordi BORRAS / PISCINA / AFP)

 

 

 

Inés Guardiola, abogada de Alves por el caso de agresión sexual, apelará la sentencia y pedirá la libertad del deportista en los próximos días.

Argumenta que la pena menor a la solicitada por la Fiscalía y la acusación particular reduce el riesgo de fuga.

Para respaldar la solicitud de libertad, Guardiola presentará parte del dinero que Hacienda debe a Alves como garantía y destacará que el jugador tiene residencia en España, entregó su pasaporte tras su detención y no tiene acceso a sus cuentas bancarias.

Sin embargo, la situación financiera de Alves es compleja. A la inmovilización de sus cuentas se suma un proceso judicial en Brasil por la pensión de sus hijos, que ha generado el embargo de su capital.

Para pagar la responsabilidad civil en el caso de violación, Alves tuvo que recurrir al padre de su amigo Neymar.

Con información de EFE