Consejo Comunal de La Soublette, en medio de graves problemáticas y el chavismo los olvidó “por opositores”

Vecinos de La Soublette trabajando para colocar las luminarias en el sector

 

 

 





En el sector La Soublette de la parroquia Catia La Mar, en La Guaira, persisten graves problemas en cuanto al suministro de agua potable, distribución de bolsas de comida y los inexistentes recursos que perciben por parte de las autoridades.

Por Corresponsalía lapatilla.com

César Gómez, representante del Consejo Comunal Indio Catia, conversó con nuestro equipo de Corresponsalía y expresó su preocupación ante la difícil situación que enfrentan los habitantes de este sector.

Durante una entrevista exclusiva, Gómez señaló que el suministro de agua potable es escaso y deficiente, generando múltiples dificultades para la comunidad.

El agua se desperdicia

Según sus declaraciones, el agua es enviada únicamente una vez al mes durante tres días consecutivos, sin embargo, llega sin la fuerza necesaria para abastecer a todos los hogares. “Cuando la mandan con presión, se revientan las tuberías y la cantidad de agua que se desperdicia por la avenida principal es mayor a la que puede llegar a las casas”, indicó.

Se estima que alrededor de 750 familias se ven afectadas por esta situación, ya que no todas ellas reciben agua proveniente de Hidrocapital. Gómez denunció que, a pesar de las promesas de reparación por parte de las autoridades, no se han realizado acciones concretas para solucionar esta problemática.

Y es que esto también ocurre debido a que en muchos de los hogares se activan las bombas de succión, las cuales disminuyen aún más la cantidad de agua disponible para el resto de las casas.

Agua salada por las tuberías

Gómez también denunció la presencia de agua salada proveniente de un pozo inaugurado por el alcalde José Manuel Suárez, aseverando que esta agua no es apta para el consumo humano ni para otros usos domésticos, ya que su sabor es desagradable y nocivo, causando problemas de salud en las personas.

A pesar de las gestiones realizadas por el consejo comunal para solventar esta situación, las autoridades competentes han hecho caso omiso a las denuncias presentadas, lo que ha llevado a un deterioro de la calidad de vida de los habitantes del sector.

“Ahorita puedes conseguir cualquier cantidad de botes de agua porque están enviándola desde Hidrocapital. Esos botes son cosas sencillas que se pueden solucionar por medio del ministerio que se encarga del agua, pero no es prioridad para ellos (los entes gubernamentales) porque para aquí no vive ningún alto funcionario. No les importa el pueblo, hay que hablar con la verdad”, manifestó.

De acuerdo con lo indicado por Gómez, hace 4 meses se llevó a cabo una mesa de trabajo sobre el tema del agua en el Consejo Comunal, se llegó a un acuerdo y no se cumplió.

“En esa mesa de trabajo se acordó que iban a reparar los botes de agua en la avenida principal, que iban a cambiar las tuberías que estuvieran rotas y que iban a solventar la distribución de agua. En vez de suministrar tres días seguidos una vez al mes, suministrar al menos una vez a la semana y todavía estamos esperando”, enfatizó Gómez.

Hay alumbrado público, pero no gracias al chavismo

Trabajos de colocación de luminarias frente al liceo Narciso Gonell

 

 

 

 

Con respecto al alumbrado público, Gómez destacó los esfuerzos que han realizado como Consejo Comunal para mejorar la iluminación en el sector, instalando luminarias en zonas donde previamente existía oscuridad.

Gracias a la autogestión de la comunidad y la colaboración de los vecinos, se ha logrado cubrir cerca del 90% del sector, incluyendo tanto las cuadras internas como las avenidas principales, así como los espacios cercanos al colegio Alfredo Machado y el liceo Narciso Gonell.

Asimismo, el representante del Consejo Comunal resaltó el compromiso de la comunidad en la administración y mantenimiento de estas luminarias, haciendo énfasis en que estos esfuerzos se han realizado sin distinción política, con el objetivo de velar por la seguridad y bienestar de todos los habitantes del sector.

“Como consejo comunal vimos que la prioridad para nosotros es la seguridad y el alumbrado público de la población. Estamos dedicados un 100% a este trabajo comunitario y te digo, no nos importa si eres rojo rojito, si eres blanco o blanquito. Sí hemos llevado golpes porque no somos del mismo pensar del régimen, pero nosotros no nos paramos en artículos”, dijo el representante del consejo comunal.

Logros sin aporte de las autoridades

Gómez informó que la comunidad se ha organizado para llevar a cabo diversas obras, incluyendo la restauración de espacios públicos como parques infantiles y canchas, con el fin de ofrecer mejores condiciones de vida a la población. Sin embargo, también hizo hincapié en las dificultades que han enfrentado para recibir apoyo por parte de los entes gubernamentales debido a su posición opositora.

“Nosotros mismos nos autogestionamos porque no recibimos recursos de ningún lado. Una vez los chavistas nos dijeron ‘ustedes son un consejo comunal de oposición y a ustedes no les vamos a dar nada’, reveló.

El poder en manos de los ciudadanos

Detalló que cada vez que hay que tomar una decisión llaman a la población de la Asamblea de Ciudadanos para que ellos decidan qué hacer. De hecho fueron los vecinos quienes se negaron a que estas luminarias fueran administradas por las llamadas Unidades de Batalla Hugo Chávez (Ubch) o el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Nuestro entrevistado destacó que la distribución de las bolsas de comida de las cuales está encargado el Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap), durante 2024 ha sido ineficiente. Gómez lamentó que en los meses de enero y febrero no se haya efectuado la entrega de las bolsas de comida, indicando que la comunidad ha tenido que buscar alternativas para suplir esta necesidad básica.

Finalmente, Gómez enfatizó el compromiso del Consejo Comunal para brindar soluciones a diversas problemáticas a través de la autogestión y la ejecución de obras que beneficien a la comunidad. Señaló la labor realizada en la restauración de espacios como el parque infantil, la reparación de canchas deportivas y otras iniciativas que buscan promover el sentido de pertenencia y bienestar de la población.

Las declaraciones de César Gómez revelan una serie de preocupaciones fundamentales en el sector La Soublette de la parroquia Catia La Mar, resaltando la urgente necesidad de atención por parte de la Alcaldía y la Gobernación para brindar soluciones efectivas a los problemas de suministro de agua potable, alumbrado público y la distribución de las bolsas de alimentos.