En El Yagual y Guachara viven a oscuras e incomunicados ante la desidia chavista

En El Yagual y Guachara viven a oscuras e incomunicados ante la desidia chavista

 

 

Los habitantes de Guachara y El Yagual, municipio Achaguas en el estado fronterizo de Apure, denuncian este fin de semana, las fallas interrumpidas del servicio eléctrico, de agua potable y de la empresa Movilnet en estas zonas del Bajo Apure.





María Eugenia Díaz // Corresponsalía lapatilla.com

María Eugenia Bravo, vecina de El Yagual, manifiesta que los cortes eléctricos se han vuelto más fuertes y recurrentes durante los últimos seis años. “Podemos pasar un fin de semana sin luz, se va un viernes y pasamos el sábado y domingo también sin electricidad, se ha vuelto costumbre que los domingos lo pasamos sin electricidad, el sistema es inestable, es más el tiempo que estamos sin luz, se va todos los días”, agregó.

Bravo detalla que en El Yagual un solo empleado de Corpoelec atiende las eventualidades presentadas, y además, el funcionario no cuenta ni con los implementos ni el transporte necesario para atender todas las comunidades cercanas a El Yagual como Palmarito, Las Matas, entre otras. Da cuenta Bravo, que los usuarios de Corpoelec deben garantizar el traslado ida y vuelta en moto del funcionario a la hora de un evento inesperado.

En El Yagual, cuando se ve interrumpido el servicio eléctrico, también las casas se quedan sin agua porque la planta de agua depende de la electricidad. A pesar de esta realidad, afortunadamente, la calidad del agua es excelente. Pero su llegada por las tuberías es irregular, atestiguan los agraviados.

También, al caer el sistema eléctrico, los vecinos se quedan incomunicados porque se quedan sin señal de Movilnet. “La batería de la antena Movilnet no sirve sin electricidad, sin luz no hay comunicación, ni agua, no hay internet ni nada”, declaró Bravo.

Los pobladores con bombas de agua, pozos y tanques para almacenar agua ayudan a sus vecinos para poder sobrevivir sin estos servicios básicos.

La compra de comida es restringida en El Yagual porque puede dañarse en las neveras ante la falta del fluido eléctrico constantemente en esta área geográfica. “Hemos tenido que comernos todo en uno o dos días para poder salir rápido de la comida porque se puede dañar”, declaró para La Patilla.

Orianyer Cadenas, habitante de la calle La Manga, en Guachara, municipio Achaguas, se niega a aceptar que durante varios días se mantenga la zona sin luz.

“Pasamos entre tres a 15 días sin luz, a veces cuatro a cinco horas, si la gente no se mueve no arreglan la luz, es el principal problema de Guachara. Para que no se me dañe la carne me toca salarla o mantener el congelador cerrado para que se mantengan los alimentos durante mayor tiempo en buen estado. Conozco a muchos vecinos con quejas sobre la quema de electrodomésticos”, dijo.

La agraviada recuerda que cuando surgió el apagón de 15 días en el patio de su casa le calmaba el calor a sus hijos con agua inclusive durante la medianoche. También, su familia se vio en la necesidad de dormir en chinchorros porque siempre ha sido insoportable en Guachara.