El macabro final de Ronald Ojeda, el exmilitar que escapó del chavismo y fue asesinado en Chile

 

Tras nueve días de intensas pesquisas, el fiscal a cargo del caso y la Policía de Investigaciones (PDI) chilena confirmaron la noche de este viernes la muerte de Ronald Leandro Ojeda Moreno (32), el ex militar venezolano que la madrugada del pasado miércoles 21 fue raptado por cuatro sujetos armados y con acento caribeño, desde su domicilio en la comuna santiaguina de Independencia.





Por Infobae

Su cuerpo fue encontrado “en una estructura de cemento, al interior de una maleta”, en un campamento irregular de la comuna de Maipú conocido como la “Toma de los Haitianos”. Durante la jornada también se informó que ya hay otros tres autores del hecho identificados, aunque, de momento, sólo uno de ellos está detenido: un adolescente de 17 años en situación migratoria irregular.

Su historia

Ojeda Moreno, quien se autodefinía como “ex preso político”, fue detenido por primera vez en 2017, siendo teniente del Ejército venezolano, luego de ser acusado de “rebelión e instigación a la rebelión”. Tras ser enviado a la cárcel militar de Ramo Verde, donde también estuvo preso el disidente Leopoldo López, el 30 de noviembre de ese mismo año logró escapar, junto a otros presos.

La fuga

En una entrevista telefónica con el programa Factores de Poder – donde lo identificaron con su nombre completo – Ojeda Moreno relató prácticamente en vivo que en el trayecto “desde los tribunales hacia la cárcel de Ramo Verde, mis compañeros y yo decidimos irnos. Decidimos fugarnos de la cárcel, debido al atropello y las injusticias que sufríamos allí”, según consigna una nota de Ex-Ante.

“Teníamos alrededor de un mes planificando ya este escape”, dijo luego.

“La policía nacional abrió contra nosotros, pero nosotros no herimos a ningún funcionario de Ramo Verde ni a ningún policía. Solamente los tomamos como rehenes, los apuntamos con las armas y nos dimos a la fuga con el vehículo y unos armamentos, pero no herimos a ninguno de ellos”.

Para leer la nota completa, aquí