El reto olímpico de Joselyn Brea, revelación del medio fondo de América Latina

La atleta venezolana Joselyn Brea (R) participa en una sesión de entrenamiento en el estadio Brígido Iriarte de Caracas el 1 de marzo de 2024. – Una revelación en las carreras de media distancia en el atletismo latinoamericano el año pasado, la venezolana Joselyn Brea busca sus primeros Juegos Olímpicos. . Brea tuvo un 2023 inmejorable, con tres medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1.500 m, 5.000 m y Medio Maratón, y dos en los Juegos Panamericanos en 1.500 y 5.000. Ahora tiene la mira puesta en la clasificación para París 2024. (Foto de Federico PARRA / AFP)

 

Revelación en las carreras de mediofondo en el atletismo de América Latina el año pasado, la venezolana Joselyn Brea busca sus primeros Juegos Olímpicos.

Brea tuvo un inmejorable 2023, con tres medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en los 1.500 m, los 5.000 my la Media Maratón y dos en los Juegos Panamericanos en los 1.500 y los 5.000. Pone ahora la mira en la clasificación a París-2024.





– “¿De dónde salió esta niña?” –

El deportista de 29 años explotó después de dejar atrás una larga etapa en el triatlón y el biatlón en España, donde ha vivido por una década, para concentrarse 100% en el atletismo. No era una decisión fácil, pues fue doble campeona mundial de biatlón.

“2023 fue un año muy bueno (…), quitar los kilómetros que hacía en bicicleta me ayudó a tener una mejor preparación”, dice Brea en una entrevista con la AFP en Caracas.

“Fue lo mejor que pude haber hecho. Mucha gente me dice que empecé tarde, que tenía que haber sido atleta desde hace muchos años (…), pero el triatlón y el biatlón era lo que me gustaba (…) y esa capacidad que adquirí en esa etapa es lo que me está ayudando a aguantar, por ejemplo, para hacer en unos juegos 1.500, 5.000 y la media maratón”, cuenta.

“Muchos dijeron: ¿de dónde salió esta niña? Yo he hecho ‘Iron Man’ (natación a mar abierto, ciclismo y un maratón) y tengo esa capacidad de resistir kilómetros y horas de carrera”.

Cambió de entrenador para trabajar con el fondista Marvin Blanco y eligió entrenar en altura, en los 2.500 metros sobre el nivel del mar de Paipa, en Colombia, para mejorar.

“Ha sabido llevarme y ha sabido qué es lo mejor para mí”, expresa, sin olvidar su pasado bajo las órdenes de Omar González en el triatlón y el biatlón. “Fue un padre para mí”, rememora.

Brea se unió en los Juegos Panamericanos de Santiago-2023 al nadador Ricardo Monasterio (Santo Domingo-2003) y al esgrimista Rubén Limardo (Toronto-2015) como los únicos deportistas de Venezuela con dos oros en una misma edición de la cita hemisférica.

– Doble objetivo –

El sueño de Brea es competir en dos pruebas en París-2024: los 5.000 my los 1.500 m.

El primer intento será el 18 de mayo en Los Ángeles, en el Gran Prix de la Federación de Pista y Campo de Estados Unidos.

“Intentaremos conseguir la marca mínima para los 5.000”, de 14:52.00, dijo Brea, que ya hizo 14:47.76 el año pasado en Walnit, California, cuando todavía no estaba abierto el lapso de clasificación olímpica.

“De resto, estamos esperando confirmación, para ver en qué evento de la Diamond League me pueden inscribir de cara a la marca para los 1.500, que es un poco más difícil”.

El registro mínimo exigido en esa instancia es 4:02.50, lejos de su mejor marca en esa carrera (4:27.41).

Igual, es optimista. “Estoy preparado. Tengo margen de mejora”, subraya.

Brea esperaba clasificar a Tokio-2020 en tiempos de pandemia. Un test positivo por COVID-19 la frenó.

“Fue muy duro (…) y ahora espero que las cosas salgan como han salido hasta ahora”, comenta.

“Lo más importante va a ser cuidarse de lesiones”, añade en un momento en que lidia con molestias en el talón izquierdo (una fascitis plantar) desde julio pasado. “He ido aguantando el dolor, pero no puedo parar, porque ya estamos muy cerca de los Juegos Olímpicos”.

AFP