¿Qué le pasa al cuerpo si se deja de hacer ejercicio?

Foto: iStock

 

El sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad por enfermedades no transmisibles, según la OMS. Además, puede provocar problemas en los huesos y en el sistema inmunitario. Los consejos para retomar el deporte tras un período de inactividad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la actividad física como “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía”.





Por Infobae

“La actividad física regular, como caminarmontar en bicicletapedalear, practicar deportes o participar en actividades recreativas, es muy beneficiosa para la salud. Es mejor realizar cualquier actividad física que no realizar ninguna”, postula la máxima entidad sanitaria del mundo.

En relación a quienes eligen no hacer ejercicio, la lista de riesgos y consecuencias es larga y puede variar según la persona y el tiempo. No por nada, la OMS informa que la inactividad física “es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad por enfermedades no transmisibles”. Aquí, un repaso por algunas preguntas clave para tener en cuenta.

¿Cuál es la importancia de hacer ejercicio?

Tanto en niveles moderados o intensos, la OMS plantea que ejercitarse mejora la salud: “El ejercicio regular ayuda a prevenir y controlar las enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer. También ayuda a prevenir la hipertensión, a mantener un peso corporal saludable y puede mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar”.

FreePik

 

En tanto, desde la Sociedad Estadounidense del Corazón, indican que la actividad física “realizada con regularidad puede reducir el riesgo de padecer muchos problemas médicos. Pero los beneficios no terminan ahí: es posible que te veas y sientas mejor, te fortalezcas y mejores tu flexibilidad, tengas más energía y reduzcas el estrés y la tensión”.

¿Qué pasa si no ejercitamos nuestro cuerpo?

En MedlinePlus, el sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, señalan que cuando una persona tiene un estilo de vida inactivo puede sufrir algunas de las siguientes consecuencias. “

-Quema menos calorías, esto hace que tenga más probabilidades de subir de peso.

-Perder masa muscular y resistencia, porque no usa tanto sus músculos.

-Los huesos se debilitan y pierden algo de su contenido mineral.

-Su metabolismo puede verse afectado y su cuerpo puede tener más problemas para sintetizar grasas y azúcares.

-Su sistema inmunitario quizás no funcione tan bien.

-Puede tener una mala circulación de la sangre.

-Su cuerpo puede tener más inflamación.

-Puede desarrollar un desequilibrio hormonal.

“Un estilo de vida inactivo puede ser una causa de muchas enfermedades crónicas. Al no hacer ejercicio en forma regular, aumenta el riesgo de obesidad; enfermedades del corazón, incluyendo enfermedad coronaria e infarto; presión arterial alta; colesterol alto; accidente cerebrovascular; síndrome metabólico; diabetes tipo 2; ciertos tipos de cáncer, incluidos los de colon, seno y de útero; osteoporosis y caídas; y aumento de sentimientos de depresión y ansiedad”, apuntan desde MedlinePlus.

Leer más en Infobae

¿Qué pasa si no se desayuna? Las consecuencias para la salud que hay que conocer