Vicente Brito: Politicismo vs. lógica

El politicismo está presente en el debate político y refleja la desarticulación de lo que significa sostenerlo con tolerancia de los temas prioritarios para la nación Venezolana. Lo observado es una permanente confrontación que se establece como la norma al estar en desacuerdo con todo lo que sea expresado por quien opina sobre cualquiera de los temas nacionales, que no les sean aceptables para los otros actores que participan en la vida nacional.

La lógica es la expresión de la razón, como norma de entendimiento entre las distintas organizaciones que representan la vida activa de la nación. En donde las distintas opiniones emitidas son sujetas al debate para buscar los consensos, que permitan lograr soluciones a las diferencias que puedan existir entre los distintos actores políticos y sociales.

Lo observado es que existen desencuentros permanentes entre los que les corresponde ejercer su rol de gobierno o los que conforman los factores de opinión a los cuales les toca exigir la correcta aplicación del marco jurídico vigente en el orden político, social o económico. Es preocupante como el debate político en el país alcanza elevados niveles de desavenencia, donde los que conforman el poder de las instituciones públicas sostienen sus posiciones previamente asumidas, manteniendo diferencias permanentes con los que representan a la otra parte de las instituciones políticas y sociales que se consideran excluidas y cuyas observaciones presentadas no son atendidas.





Esto nos indica que el politicismo desplaza a la lógica en el desarrollo de la vida política, social y económica de la nación Venezolana. Los que sostenemos el diálogo como el mejor medio para alcanzar acuerdos convenientes al interés nacional y satisfactorios para todas las partes, seguimos sosteniendo nuestra fe en que si es posible lograr soluciones convenientes al interés nacional y satisfactorias para todas las partes involucradas.

Vicente Brito

Presidente

Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución.