Hijo de Maradona reveló el sueño que su padre nunca pudo cumplir: “Era el pico de la felicidad para él”

Nápoles recuerda y homenajea a Maradona en el tercer aniversario de su muerte | Foto: napolipiu

 

 

Nadie podrá negar que el intenso amor de los napolitanos es proporcional al que Diego Armando Maradona tenía por ellos. Así lo hizo saber Pelusa en cada entrevista incluso cuando los elogios se habían transformado en severas críticas de parte de la prensa en su última etapa en el fútbol italiano.





Diego Junior habló de esta relación incondicional entre su padre y los fanáticos del Napoli y de casi toda la ciudad del sur de Italia. En una emotiva entrevista con Corriere della Sera, Jr. reveló el sueño que Maradona nunca pudo cumplir. “Entrenar al Napoli”, aseguró.

El actual entrenador de Pompeya, que transita en la Eccellenza Campania, manifestó el amor que le tenía a Pelusa, pese a la tormentosa relación que tuvieron en sus inicios pero que con el correr de los años se transformó en la de padre e hijo.

“Él era un padre, mi padre. Siempre incluso cuando no lo era, incluso cuando me sentía abandonado, rechazado. Me preguntaba: ¿por qué no puedo verlo? Pero no hubo respuestas. ¿Cuándo supe que era mi padre? Desde que tengo memoria, desde pequeño. Lo mejor que pudo haber hecho mi madre fue decirme enseguida que yo era hijo de Maradona”.

Una vista general muestra un mural del artista Jorit que representa a la leyenda del fútbol argentino Diego Maradona, en Nápoles (REUTERS/Yara Nardi)

 

 

 

A la hora de hablar sobre cómo llegó a ser considerado un Dios en Nápoles y el trato que tenía él con los fanáticos de la ciudad, Diego Junior contó: “Papá era un hombre muy normal al que le gustaban las cosas muy normales. Estaba enamorado de Nápoles y de los napolitanos. Del primer campeonato me contó que la alegría era incontenible porque sentía que había ganado para toda una ciudad y estaba convencido de que ese día era el pico de la felicidad para él”.

En este sentido, Jr. negó rotundamente que Diego Maradona, en el hipotético caso que le hubieran ofrecido, haya aceptado alguna vez ponerse la camiseta de otro equipo como Juventus, Milan o Inter. “Nunca en Italia, me dijo que le molestaban los insultos en las canchas de las ciudades del Norte porque sentía el sufrimiento de los napolitanos. Él quería entrenar al Napoli…”, insistió.

Más detalles en INFOBAE