Polémica en Brasil luego que el Athletico Paranaense contratara a técnico condenado por violación

El Athletico Paranaense brasileño anunció este lunes la contratación del técnico Alexi Stival ‘Cuca’.

 

El Athletico Paranaense brasileño anunció este lunes la contratación del técnico Alexi Stival ‘Cuca’ para sustituir al colombiano Juan Carlos Osorio, lo que generó una polémica debido a que fue condenado por violación en 1989, aunque esa sentencia acaba de ser anulada por fallos procesales.

La contratación se produjo cerca de diez meses después de que el entrenador fuera obligado a renunciar en el Corinthians por presiones de los grupos feministas.





Un tribunal suizo sentenció a Cuca en 1989 a 15 meses de prisión por la violación de una menor de edad supuestamente cometida durante una gira del Gremio, cuando él era futbolista, pero nunca cumplió la condena.

La sentencia fue anulada hace dos meses por el Tribunal Regional de Berna-Mittelland (Suiza) por fallas procesales y la corte rechazó abrir un nuevo juicio debido a la prescripción del crimen.

El Atlhetico Paranaense le ofreció a Cuca un contrato hasta diciembre de 2024, un día después de rescindir el contrato a Osorio, pese a que el colombiano tan solo sufrió una derrota como técnico en dos meses de trabajo.

La contratación de Cuca generó una inmediata polémica debido a que, pese a la decisión de la Justicia suiza de anular la condena, los grupos feministas alegan que el entrenador nunca fue absuelto de los cargos.

Una de las primeras en reaccionar fue la diputada Gleisi Hoffmannn, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la formación liderada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que consideró “aterrador” que se le contrate precisamente cuando se conmemora la semana de la mujer.

Según Hoffmann, Cuca violó a una niña y nunca pagó por eso pese a que la Justicia de Suiza “confirmó que había semen del agresor en el cuerpo de la víctima”, en un caso tan “grave y chocante” como los de los también futbolistas brasileños Daniel Alves y Robinho, condenados en España e Italia por sendas violaciones.

“Una persona como Cuca tiene que pagar por su crimen y jamás ocupar cargos de liderazgo, como el de entrenador de fútbol, que sirve de inspiración y referencia para tantos niños”, afirmó la diputada en una publicación en sus redes sociales.

Pese a que estuvo detenido algunas semanas en Suiza junto con otros tres compañeros del Gremio también condenados por la violación, el entrenador regresó a Brasil y nunca llegó a cumplir la condena, por lo que el caso prácticamente quedó en el olvido y no afectó a su carrera como futbolista y técnico.

Pero el 27 de abril del año pasado, tan solo una semana después de haber sido nombrado técnico del Corinthians, Cuca tuvo que renunciar luego de que grupos de aficionados del club y la plantilla completa del equipo profesional femenino se sumaran a las protestas.

Desde entonces no volvió a ser contratado por ningún otro club, lo que interrumpió una carrera de 25 años en el comando de una veintena de equipos de primera división en Brasil, con numerosos títulos.

EFE