Egildo Luján Nava: Soplan vientos tormentosos para nuestra sufrida Venezuela - LaPatilla.com

Egildo Luján Nava: Soplan vientos tormentosos para nuestra sufrida Venezuela

Para quienes nacieron en el territorio nacional y han permanecido en suelo venezolano, habitando en lo que algunos se atreven a calificar el hecho como de permanencia de “vivir en esta entrampada Venezuela, pero, además, de en esta telaraña de país”, definitivamente, no es fácil entender las razones por las que se ha llegado a esta triste, ruinosa y complicada situación. Pero, además, y como hecho inobjetablemente duro, atribuible a dos condiciones pecaminosas y características en algunos individuos del género humano.

Tales realidades son, en primer término, como consecuencias de las ambiciones de lucro y poder de algunos. Y la segunda atribuible al pernicioso maniqueísmo y narcisismo de personajes que, por desgracia, han sido y han pasado a convertirse en poseedores de características carismáticas. Sí, de esa especie de ventaja social que, con una suerte de magnetismo popular, se permiten engañar a multitudes. Y, adicionalmente, ocultar sus verdaderas intenciones, desarrollando la alternativa del señalamiento de culpables a otros, mientras se desempeñan como chivos expiatorios, cabezas de turco o paganos para justificar u ocultar sus malos y perniciosos procederes.

La rica historia del acontecer político está repleta de ejemplos de esos personajes culpables de tantas guerras, como de sufrimientos y de calamidades. Tal es el caso de: Nerón Claudio César, Emperador romano desde el año 54 al 68, cuando fue derrocado y se suicidó.





Otros ejemplos de dictaduras totalitarias modernas incluyen a la Alemania nacionalista de Adolf Hitler, el Imperio del Japón de Hideki Tojo, la Italia fascista de Benito Mussolini, el Portugal de Antonio de Oliveira Salazar, y también la de la España de Francisco Franco. Mientras que en América Latina, también se ha tenido a otros ejemplos de estos personajes, sobresalientes entre los que usaron represión, violencia y censura para mantenerse en el poder. Entre los ejemplos de tibia historia, figuran referencias como las de Nicaragua, liderada por Anastasio Somoza y sus dos hijos (1937-1979), la de Haití con Francois Duvalier (1957-1971), la Cuba de los hermanos Castro, es decir, de Fidel y de Raúl, y de (1959 – 2008), República Dominicana a Rafael Leónidas Trujillo (1930 – 1961), en Venezuela Juan Vicente Gómez (1908 – 1935).

Y así, sucesivamente, sobresale esta lista “variopinta” de algunos de estos personajes de todo el mundo, y que permite señalar lo que reafirma la verdad histórica continental, a saber: que sus actitudes, características o desempeños no obedecen al grado de educación, raza o país de origen. Por el contrario, en ese cúmulo de personajes, lo que se aprecia en la conducción o liderazgo informal, es que todo termina mal, porque cada uno, finalmente, sufre del mismo trastorno mental de personalidad narcisista y de consecuentes ansias de poder para satisfacción de su ego personal.

Con todo este “PASTICHO” de indicaciones, como de conclusiones psicológicas, lo que “Formato del Futuro” se plantea puntualizar es lo que los hechos históricos evidencian. Y se trata de que la razón de la tragedia que ha vivido y sufrido la región, se debe a la abundancia de un llamado conglomerado de “LÍDERES POLITICOS” que se ha tenido y que se tiene. Es decir, de una especie de abundancia sobresaliente y que, salvo algunas excepciones, lejos de tener un claro sentido de apego, como de afecto nacionalista al país y su pueblo, no pasan de conformar una variable y terrible sintomatología narcisista, influida, además, por una incontenible ansia de lucro, como de poder.

Afortunadamente, los pueblos son sabios y, eventual y oportunamente, reaccionan. Recientemente, y contra viento y marea, se realizaron unas elecciones primarias para escoger candidato(a) a la Presidencia de la República de Venezuela. Y DOS MILLONES Y MEDIO de venezolanos favorecieron CON UN 93% de la votación a una independiente, a la ingeniera MARÍA CORINA MACHADO. Dejándole apenas un 7% a los demás (LÍDERES PARTIDISTAS??? ). Y enviando así un claro mensaje de rechazo al liderazgo político partidista nacional, tanto a los del régimen como a los de la oposición, para que depongan actitudes personalistas, narcisistas, ansiosas de poder y que se dediquen a defender la voluntad del pueblo, como a trabajar primordialmente por la recuperación del país.

Lo cierto es que no se le puede seguir exigiendo a la ganadora que deponga o transfiera su poder de convocatoria y favoritismo. Por lo que, siendo intransferible, no queda otra que respetar la voluntad de millones de venezolanos. Ya hoy, más allá del 20 de abril, la fecha 28 de julio de este año fijada para las elecciones presidenciales, es prematura e inconveniente la pretensión del cambio. Y es por ello por lo que otra voz se ha dejado sentir, cuando la voluntad de la desesperada demanda popular, es la que ha hecho valer un sentimiento que se somete ahora al propósito de acuerdos y de las coincidencias, a propósito de un sentimiento político que pasa al alcance de la prueba, y que no es otro que el acontecer de los días venideros.

A solo tres meses y unos días, son muchas las cosas por realizar, corregir y organizar, tales como: votantes en el exterior, actualización del Registro Electoral. Asimismo, el hecho de seleccionar, instruir y nombrar los miembros de mesas electorales, traslados de equipos, imprimir y distribuir el material de votación, acuerdos entre oposición y el régimen (Recordando que los acuerdos, no puede ser un TODO O NADA), fijar una nueva fecha ELECTORAL, etc. No se puede elegir un Presidente casi 6 meses antes de recibir la Presidencia.

Y mientras se dan hechos políticos que no tranquilizan a una gran parte de América Latina, y el caso de Venezuela se mantiene supeditado a lo que su liderazgo político decida, entre expresiones de voluntad de cambio, le corresponde a la esperanza histórica y a la sinceridad de los propósitos de dar pasos en favor de la superación de sus serios y exigentes problemas, como del hecho de dar pasos en favor del necesaria encuentro con el entendimiento.

HAY QUE PONER LAS AMBICIONES Y LOS MIEDOS A UN LADO. LLEGAR A ACUERDOS NO SON HECHOS DE FAVORES. SE DEBEN APARTAR LOS SENTIMIENTOS PERSONALES, COMO LAS AMBICIONES QUE MEDIATIZAN LA IMPERIOSA NECESIDAD DEL ENTENDIMIENTO. LUCHEMOS TODOS POR EL RESCATE Y EL ÉXITO DEL PAÍS COMO ÚNICO OBJETIVO.