La estremecedora historia real de Robert Hansen, el asesino de prostitutas que recrea Netflix en “Bajo Cero” - LaPatilla.com

La estremecedora historia real de Robert Hansen, el asesino de prostitutas que recrea Netflix en “Bajo Cero”

Robert Hansen y el actor John Cusack, que lo interpreta en “Bajo Cero”, la película furor en Netflix

 

Era una noche cerrada cuando un camionero frenó su vehículo en seco para no atropellar a una mujer que le hacía señas en medio de la ruta. La joven, con la ropa hecha trizas y unas esposas en las muñecas, pedía ayuda: había sido víctima de una salvaje violación en pleno bosque. Cindy explicó a la Policía que su agresor, después de contratar sus servicios como prostituta, la raptó y vejó brutalmente. Cuando terminó, aprovechó un descuido del individuo para huir despavorida.

Por Clarín





La precisa descripción del violador y del lugar del secuestro llevó a los investigadores hasta Robert Hansen, un reputado panadero y padre de familia, que durante más de una década agredió sexualmente y disparó con su rifle de largo alcance a 17 prostitutas a las que dio caza por puro placer y diversión.

En las últimas horas, Netflix subió a su plataforma “Bajo Cero”, en el que Nicolas Cage se pone la ropa del policía Jack Halcombe que investiga al asesino en serie. Y John Cusack interpreta a Robert Hansen. La película, que fue estrenada hace más de una década, es una de las principales tendencias en el streaming.

Robert Hansen nació el 15 de febrero de 1939 en Estherville, Iowa, Estados Unidos. Su padre era un cocinero danés muy estricto y obligaba a trabajar al pequeño Robert hasta la madrugada en la panadería familiar.

Robert, durante su adolescencia, fue víctima de bullying y desarrolló un carácter introvertido, solitario y poco sociable.

Pasó el tiempo y en 1966 se casó y tuvo dos hijos. Un año después la familia decidió mudarse a Alaska. Abrieron una panadería ganándose el respeto y la admiración de sus vecinos quienes lo veían como un tipo callado y tranquilo, pero gentil.

Sin embargo, el norteamericano volvió a meterse en problemas tras robar una sierra eléctrica. Por este delito fue sentenciado a cinco años de prisión, de los que no cumplió ni la mitad.

El asesino Robert Hansen se declaró culpable de sólo 4 asesinatos. Murió en prisión en 2014.

 

Cabe destacar, que mientras estuvo en prisión, un grupo de psicólogos de la penitenciaría lo examinaron y descubrieron que Hansen tenía un trastorno bipolar, que requería de tratamiento para tratar sus cambios constantes de humor, además de descubrir en él una personalidad infantil y obsesiva.

El panadero asesino

En 1970 comenzó la vida criminal de Robert Hansen, el primer asesinato se produjo en 1971 cuando contrató los servicios de la prostituta Lisa Futrell. Robert la llevó hasta su casa, la esposó, maltrató y violó, después la llevó en coche hasta el aeropuerto, la metió en su avioneta y aterrizó en el terreno de su cabaña. Ya en el bosque, soltó a la mujer haciéndola creer que era libre, pero cuando esta corría agarró su rifle y la ejecutó.

Mas de 15 mujeres, todas trabajadoras sexuales, pasaron por el mismo procedimiento macabro.

Cindy Paulson, su última victima

La noche del 13 de junio de 1983, Cindy Paulson, de 17 años, fue a la policía y dijo que había sido abordada en la calle por un tipo bajo, flaco y pelirrojo. Este le ofreció 200 dólares por sus servicios sexuales.

La joven contó que estaban en eso cuando el tipo la esposó y la amenazó con una pistola. La obligó a subir a un auto y la llevó una casa y la violó.

Hasta ese momento, el oficial Baker del Departamento policial de Alaska, no había escuchado nada que no pasara a diario. Pero, de pronto, la historia de Cindy empezó a transitar un camino extraño.

Lea más en Clarín