Walter Márquez: Con acuerdo oposición capitula ante el gobierno y se profundiza la crisis

Nov 13, 2016 10:47 am
Publicado en: Actualidad, Nacionales

“Los cinco acuerdos alcanzados entre la MUD y el gobierno luego de haberse reunido en la ciudad de Caracas en presencia del representante del Vaticano y de los expresidentes Samper y Rodríguez Zapatero es un documento genérico, impreciso y sin cronograma de ejecución que en lugar de resolver la crisis en Venezuela la profundiza”, sostiene el parlamentario nacional jubilado e historiador tachirense Walter Márquez.

Nota de Prensa

Detalló Márquez que de los cinco puntos señalados, el primero se refiere a que: “el gobierno nacional y la MUD acordaron trabajar de manera conjunta para combatir toda forma de sabotaje, boicot o agresión a la economía venezolana”, por lo que considera que la MUD le está avalando el discurso al gobierno que atribuye a un sabotaje o a agresiones económicas la crisis del país, lo cual es falso y que a través de una política comunicacional el régimen ha querido crear esa matriz de opinión.

Manifestó que “es inadmisible que la MUD se deje atrapar por el discurso del gobierno, a lo cual debemos agregar también que en otra parte del primer punto se indica “Promover el diseño y aplicación de políticas de cooperación entre los sectores público y privado para monitorear, fiscalizar y controlar los mecanismos de adquisición y distribución de insumos y mercancías”, con lo cual también se le hace de nuevo el juego al discurso del gobierno, porque qué es lo que ha hecho el régimen de Maduro hasta ahora, y desde Chávez anteriormente, pues fiscalizar y controlar férreamente los mecanismos de adquisición y distribución de insumos y mercancías, y eso se lo está avalando la MUD, lo cual es un gravísimo error porque parte de la crisis se debe a fiscalizaciones y controles excesivos que ha establecido este gobierno, lo que ha conllevado a cierre de empresas, desabastecimiento, inflación, deterioro del poder adquisitivo de los venezolanos, pero adicionalmente estos acuerdos muy genéricos que no plantean absolutamente ninguna solución concreta”.

El segundo punto del documento dice “se acordó avanzar en la superación de la situación de desacato de la Asamblea Nacional dictada por el Tribunal Supremo de Justicia”, “eso también es impreciso porque lo están planteando como si la AN estuviera en desacato en base a esa sentencia, la manera como fue redactada no es conveniente a los intereses de los sectores democráticos, y en otra parte agregan lo siguiente: ‘se acordó instar a los poderes públicos competentes a actuar en la resolución de la situación del caso Amazonas en términos perentorios’, una cosa es lo que dice el comunicado que leyó Monseñor Claudio María Celli, representante de Su Santidad el Papa Francisco y otra lo que afirma el comunicado de prensa que envió la MUD, en la que señala que con respecto al caso de Amazonas se acordó nuevas elecciones, hacerlo es una capitulación de la MUD frente a la tesis del gobierno de que allí hubo fraude”.

En este sentido indica Walter Márquez que en Amazonas el fraude realmente lo cometió el gobierno, Jorge Rodríguez y el PSUV, “lo digo con la experiencia de parlamentario, historiador e investigador, ya que analicé con mucho detenimiento desde el punto de vista documental, jurídico, político y social el caso de las elecciones de Amazonas y acompañado de algunos parlamentarios hice una denuncia contra los magistrados de la Sala Electoral; en otras palabras, el caso de Amazonas es innegociable, lo único que tenía que haberse acordado es que el gobierno respetara la soberanía popular de Amazonas y exhortar o exigirle al TSJ que tomara la decisión jurídica en defensa de los parlamentarios de Amazonas, hacer lo contrario, ir a nuevas elecciones es una capitulación ante el régimen, una acción bochornosa, inaceptable para los demócratas”.

Ratificó Márquez su postura democrática de acompañar a la MUD en sus luchas, “pero eso no me obliga a guardar silencio frente a una situación que considero bochornosa por parte de los negociadores de este acuerdo”.

También se refirió al tercer punto: “acordamos nuestra posición unánime de defensa de los derechos legítimos e inalienables de Venezuela sobre el Esequibo y de defensa del Acuerdo de Ginebra de 1966”, “¿qué tiene que ver el tema de Guyana con nuestra crisis actual? –se pregunta- , “pues el gobierno aprovecha y mete de contrabando un tema que no está en el debate central en este momento en el país. Esta es una materia para ser debatido y acordado en la AN y no en la mesa de diálogo”.

Con relación al cuarto punto que dice: “Se adoptó la Declaración Conjunta ‘Convivir en Paz’”, “¿qué significa eso de convivir en paz? Como dijo Benito Juárez, el respeto al derecho ajeno es la paz, el respeto a la Constitución de la República es la paz, porque esa expresión genérica de convivir en paz no tiene ningún alcance concreto ni preciso, mucho más cuando el hambre, la inflación y la injusticia, de las que son responsables el gobierno, atentan contra la paz”.

“El quinto y último punto es de metodología y señala “establecer una Comisión de Seguimiento para dar continuidad al proceso que será coordinado por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, por los acompañantes, Jorge Rodríguez, por el Gobierno Bolivariano y Luis Aquiles Moreno, por la MUD”, y resulta que de los tres integrantes dos son progobierno: Jorge Rodríguez y José Luis Rodríguez Zapatero, ahí no hay ninguna ecuanimidad ni imparcialidad. Rodríguez Zapatero se ha mostrado contrario al referéndum revocatorio y proclive al régimen. En otras palabras, ese acuerdo entre la MUD y el gobierno realmente es contrario al sentimiento colectivo de los venezolanos que quieren soluciones concretas y plazos para lograrlo, y aunque esperamos que realmente haya buena fe de las partes. Por el camino que vamos estamos capitulando ante el gobierno y profundizando la crisis.

En ninguna parte del comunicado conjunto de prensa se menciona el tema de Considera Walter Márquez que el tema central es el referéndum revocatorio, porque “resuelto ese tema vendrá la libertad de los presos políticos, corredores humanitarios y la reactivación de la economía, y por ningún lado se menciona este tema y por ningún lado se menciona la situación de los presos políticos, lo cual es sumamente grave”.

Finalmente señaló que las partes “debieron haberse reunido, por la gravedad de la crisis, en sesión permanente o por lo menos una o dos veces a la semana, dejar pasar tanto tiempo, hasta el 6 de diciembre, es caer en la táctica dilatoria del gobierno, cuando el país requiere soluciones inmediatas, urgentes, por eso estoy de acuerdo con que impulsemos el revocatorio, de alguna manera la propia sociedad civil, los venezolanos, los partidos del grupo de los 15 que están en contra de seguir dándole largas a esto deben actuar de manera inmediata presionando para la convocatoria al revocatorio y a las elecciones regionales, que tampoco son mencionadas en el comunicado conjunto, estoy sumado para esa iniciativa que busca solucionar la profunda crisis que nos afecta”.

 




VPI/LaPatilla

Destacadas