Carta a Luis Almagro, por Joaquín Chaparro

Mar 20, 2017 4:03 pm
Publicado en: Opinión

thumbnailJoaquinChaparroOct2016Estimado señor, Luis Almagro quiero agradecerle por medio de la presente que usted haya dispuesto parte de su valioso tiempo como Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para entender y atender los urgentes problemas sociales, económicos y políticos que vive Venezuela en la actualidad.

Coincido plenamente con el contenido de su informe entregado al Consejo Permanente del organismo colegiado el cual consta de 75 páginas, donde explica la situación de Venezuela y pide que se realicen elecciones en 30 días. Me encuentro de acuerdo con usted cuando agrega en el escrito que “Venezuela viola todos los artículos de la Carta Democrática Interamericana,” y también cuando precisa que desde la OEA no pueden permitir que “la premisa del diálogo, siga siendo utilizada como cortina de humo para perpetuar y legitimar el poder autoritario de lo que se ha convertido en un régimen en Venezuela”. Al respecto, los venezolanos no podemos prolongar más la miseria, ni la permanente y flagrante violación de nuestros derechos ciudadanos.

La democracia y los derechos humanos son valores y principios suscritos por Venezuela con rango Constitucional contenidos en los pactos, convenios y acuerdos internacionales, por ello, deben estar por encima de la política.  La tarea que tienen los países democráticos de la región a solicitud de un pueblo hermano es clara, apoyar a Venezuela y restaurar  sus derechos civiles.

Es reiterado, público, notorio y comunicacional el desconocimiento de la independencia de los Poderes Públicos Nacionales, hostigamiento a medios de comunicación y violación a la libertad de expresión, la criminalización de las protestas, la corrupción administrativa y de la justicia, la crisis humanitaria, la violación de los derechos civiles y políticos, así como los obstáculos para la celebración de elecciones libres que no pueden pasar inadvertidas, lo cual usted con mucha sensatez destaca en su informe. Se lo agradecemos y valoramos ese gesto diplomático hoy y mañana.

Son innumerables las violaciones cometidas que ameritan ser resueltas: La liberación de los presos políticos, la validación de las leyes que han sido anuladas, así como la elección de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y un nuevo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), conforme a los procedimientos indicados en la Constitución, el establecimiento inmediato de un canal humanitario y el restablecimiento de los poderes y competencias constitucionales de la Asamblea Nacional.

Todo dentro del artículo 20 de la Carta Democrática, que señala taxativamente que si fracasan las gestiones diplomáticas o ante un caso de urgencia, el Consejo Permanente de la OEA puede convocar de inmediato una Asamblea General extraordinaria.

 

En torno a ese aspecto, exhorto a la Mesa de la Unidad (MUD), a la Asamblea Nacional, al movimiento estudiantil organizado, a los gremios de profesionales y técnicos, a los sindicatos, en fin, a la sociedad civil en general a fijar una posición pública al respecto sobre su informe. Si no están de acuerdo, díganlo y manifiesten abiertamente su posición, pero si están de acuerdo háganlo saber al pueblo apoyando el informe en la Asamblea Nacional. Dejen los sobresaltos estamos en el mejor momento para hacer política, apoyemos el informe de Luis Almagro, la unidad es la Clave.?

De mi parte, estimado señor Luis Almagro como ciudadano con partida de nacimiento venezolana, me subrogo la voz del pueblo de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar de la Concepción y Ponte Palacios y Blanco y lo apoyamos. No tomo decisiones dentro la MUD, pero si las tomara, ya hubiese girado instrucciones para blindar su apoyo, aprobación y publicación en la Asamblea Nacional para su informe sobre Venezuela.

Sin otro particular a que hacer referencia me despido de usted. Atentamente: Joaquín Chaparro Olivero, ciudadano venezolano, abogado, luchador social y demócrata.

Twitter: @joaquinchaparro.

 




VPI/LaPatilla

Destacadas