Rafael Piña Pérez: No hay duda, esto es comunismo (II)

Mar 20, 2017 6:45 pm
Publicado en: Opinión

thumbnailRafaelPiñaPerez

En la nota anterior se enfocó el tema en cuanto a la concentración del poder en torno a Miraflores, la estatización de la economía, la expropiación de medios de comunicación impresos y radioeléctricos. La violación de los derechos humanos, incluyendo la libertad de expresión, así como la utilización de instrumentos discriminatorios como los CLAP y el llamado carnet de la Patria (clon cubano de la tarjeta de racionamiento). En esta segunda parte pretendo incluir otros aspectos de los pasos que viene dando este régimen castro chavista madurista en su terco empeño de avanzar hacia un Estado  y una sociedad comunista que denominamos neocomunismo en el primer artículo. A este respecto aspiro enfocar los derechos a huelga, las convenciones colectivas y los sindicatos autónomos. Estas tres conquistas fueron alcanzadas por los trabajadores  organizados en sindicatos a raíz de las jornadas de Chicago a fines del siglo XIX. Conquistas alcanzadas por los trabajadores en sus luchas dentro del capitalismo , no en otro sistema se han aplicado.

    Los postulados teóricos del comunismo internacional establecen que su objetivo es liberar al obrero de la explotación del capital y luchar por sus reivindicaciones laborales y sociales. Que ironía la del comunismo que en todos los países donde han gobernado, lo primero que hacen es eliminar el derecho a huelga, los sindicatos autónomos y las convenciones colectivas. En ningún país de los 32 países que han transitado el comunismo se han cumplido estas conquistas, de hecho son anuladas. Vasta citar a dos resabios comunistas como Corea del Norte y Cuba. En estos dos países no han conocido sus habitantes una convención colectiva, un derecho a huelga, ni un sindicato autónomo  que defienda los derechos laborales. En China y Vietnam, están haciendo una apertura al capitalismo del siglo XIX por no existir las tres conquistas laborales antes citadas (capitalismo semisalvaje).

    Este régimen inepto, corrupto y represivo no ha podido eliminarde las leyes esas tres conquistas de los trabajadores en kas luchas democráticas por su bienestar, establecidas en la constitución y  la Ley orgánica del Trabajo. En la práctica a nivel del sector público vienen creando sindicatos paralelos a los legítimamente constituidos para simular convenciones colectivas que en la realidad no existen sino acuerdos patronales. A este respecto dos ejemplos son elocuentes: Trabadores universitarios y PDVSA. Los obreros y los empleados universitarios tienen su representación legítima en sus respectivos sindicatos. Los profesores universitarios eligen por la base a su representación legítima que es la FAPUV ( Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela. El gobierno montó un sindicato paralelo llamado FUTUV (Federación Unitaria de Trabajadores Universitarios de Venezuela) y no están tomando en cuenta a la FAPUV en las discusiones de una supuesta convención colectiva que en el fondo es un mamotreto gobiernero.

    Las normas de homologación que regulaban  la convención colectiva de los trabajadores universitarios no se vienen aplicando desde el año 2009, por vía decreto presidencial se ajusta un pingüe aumento salarial. Hoy los trabajadores universitarios reciben una remuneración en promedio inferior al 20% de la canasta básica que para el mes de Enero de 2017 se ubica en 832.259, 96 bs mensual. Un profesor titular a dedicación exclusiva que es la máxima categoría y la máxima dedicación de un docente universitario devenga una remuneración integral alrededor de 300.000 bs mensual, cubriendo un  27% de la canasta básica alimentaria y de servicios, para las categorías inferiores , el poder de compra es obviamente menor.

    En PDVSA han hecho algo parecido con otros métodos. Hicieron una elección fraudulenta, imponiendo una directiva gobiernera que no representa legítimamente a los trabajadores petroleros. La contratación colectiva de los trabajadores petroleros se ha venido a menos. Hace varios años que el gobierno comunista eliminó el comisariato. Una conquista que databa desde los años cincuenta del siglo pasado. Se pueden citar otros ejemplos como el de las empresas básicas de Guayana, corriendo una suerte similar a la de los trabajadores petroleros con un clientelismo político partidista que ha deteriorado a PDVSA y las empresas de Guayana. Es una política de Estado de acabar con las convenciones colectivas y los sindicatos independientes y legítimos. Quedan las convenciones colectivas y los sindicatos autónomos en el sector privado de la economía. A nivel del Estado la tendencia es eliminar definitivamente estas conquistas laborales, de continuar este régimen, que lo dudo, se pueda sostener por mucho tiempo.

    En cuanto al derecho a huelga, precepto establecido en la constitución y en la Ley Orgánica del Trabajo, sigue vigente, pero arremetiendo contra las protestas pacíficas y todo intento de paro de los trabajadores en el sector público. Con ocasión del paro petrolero del  año 2002 (ninguna actividad económica en Venezuela está exenta de este derecho) el finado presidente Chávez dijo en varias oportunidades en su Aló Presidente que él había provocado el conflicto cuando despidió por televisión a siete gerentes petroleros y ellos  se fueron de paro. De esta manera fueron despedidos cerca de 20.000 trabajadores de la industria. Se aprecia entonces que el derecho a huelga existe legalmente, pero en la práctica es violado a conveniencia del gobierno. Estos despidos petroleros significan más de 300.000 años- hombre de Know how, con un promedio de más de 10 años de de experiencia y un nivel de formación universitaria con el tercero, el cuarto y el quinto nivel.   La Nación invirtió muchos recursos en su formación para que de una manera súbita por arrebato irracional se despachara este contingente humano.  Estos despidos fueron deliberados, el gobierno tenía el propósito de destruir la meritocracia  para apoderarse directamente de la renta petrolera como efectivamente sucedió para alimentar los fondos parafiscales FONDEN y BANDES. De allí en adelante  bastante se ha escrito.




VPI/LaPatilla Regionales 2017

Destacadas