Hernán Porras: Venezuela hackeada por un virus

Abr 20, 2017 3:49 pm
Publicado en: Opinión

Glosario para el lector.

Computadora = Venezuela

Sistema Operativo = Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Aplicaciones y Programas = Poderes del Estado

Ficheros o archivos = Todos los venezolanos

Pantalla o Monitor = Medios de Comunicación

El hackeo de Venezuela comenzó en el año 1999 cuando varios ficheros (pueblo) estuvieron de acuerdo en cambiar el sistema operativo (Constitución) creyendo que iba a ser una actualización (update) buena para Venezuela. En realidad este sistema operativo se convirtió en la excusa perfecta para cambiar todos los programas instalados y destruir el núcleo central de la computadora llamada Venezuela.

Este hackeo, que ya tiene más de 18 años, logró instalar un virus que corre en todo su núcleo y que está afectando el resto de las aplicaciones y programas instalados, así como al Sistema Operativo y todos los archivos o ficheros. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Sistema Operativo) es una de las más afectadas porque pese a ser el registro principal, ha estado tan corrompido y mal interpretado que afecta el resto de los programas principales del Estado. El sistema operativo se la pasa siendo pisoteado, vejado y violado. Actualmente la Constitución es un rehén del virus y los troyanos presentes dentro de la computadora. Los programas instalados ya no corren por su propia cuenta y voluntad, sino que el virus se ha encargado de que reciban órdenes solamente del núcleo viral principal llamado Presidencia de la República. Al alojarse allí, está afectando al resto de los programas y Aplicaciones (Poderes del Estado) y a los archivos o ficheros que somos todos los venezolanos.

El virus descubierto que se llama ChaDuro mutó en algo más fuerte llamado ChaDuro MaBurro 3.0 y es cada vez más incompetente y tóxico. Ya no sabe quién es su aliado o enemigo y comienza a confundir a sus propios aliados. Dice que está allí para proteger a los ficheros (que somos todos nosotros) pero en realidad está es infectándonos, afectándonos y matándonos de hambre, insalubridad y delincuencia, y ha llegado incluso a borrarnos, expulsarnos a otras computadoras o a encarcelarnos en carpetas protegidas. Algunos archivos ya se cansaron y mutaron también en unos ficheros medio agresivos que la presidencia llama guarimberos, pero en realidad es una mutación de los ficheros en algo más fuerte que pudiera controlar y someter al núcleo principal.

Ya incluso el resto de los programas y aplicaciones (Poderes) comienzan lentamente a desintoxicarse al darse cuenta de que las instrucciones emanadas desde la Presidencia de la Republica están afectando su núcleo principal y no obedecen al registro original del Sistema Operativo llamado Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. El único programa que se salvó de estar contaminado, por estar protegido por más de siete millones de ficheros no contaminados, fue la aplicación Asamblea Nacional, que a pesar de tener algunos clúster dañados (Diputados rojos) ha emanado leyes y decisiones que han sido pisoteadas por otros programas (TSJ) siguiendo órdenes del núcleo más contaminado (Presidencia de la Republica).

Ya el monitor o pantalla (medios de comunicación) no sirve y se ve cada vez más borroso, al punto de tergiversar lo que realmente está ocurriendo dentro de la computadora llamada Venezuela. Solamente hay unos cuantos píxeles funcionando entre los que se cuentan algunos medios de comunicación preocupados por lo que pasa en el país.

El mouse ya ni sirve porque era el único capaz de investigar y controlar. El teclado ya no acepta más comandos. Ya no se puede ni escribir ni expresar lo que el resto de los ficheros están sintiendo. Esto no permite programar nuevos ficheros sino que hay que dejar que sigan mutando por cuenta propia y que se conviertan en los ficheros ARRECHUS 5.0 Que se encargarán de destruir todas las carpetas y programas instalados y de recuperar el sistema operativo en su totalidad. Cuando eso ocurra la computadora se sentirá totalmente renovada y se le instalarán nuevos programas y aplicaciones que harán que los ficheros sean protegidos contra el hambre, la corrupción, la delincuencia, la pobreza y el resto de los troyanos que nos están afectando. Se recuperará y se pondrá a valer de nuevo el Sistema Operativo (Constitución de la República de Venezuela) y se recuperará por completo la computadora (Venezuela).

Quedará a discreción de los archivos ARRECHUS 5.0 si someter a la justicia al virus y sus derivados o borrarlos por completo de la estructura de datos de la computadora llamada VENEZUELA. Y luego de atraparlos y borrarlos, dependerá de todos los venezolanos vaciar la papelera de reciclaje, para que más nunca volvamos a pasar por una pesadilla como esta que ya lleva más de 18 años contaminándonos.

 

Hernán Porras

@hernanporrasm

[email protected]

[email protected]

 




VPI/LaPatilla Regionales 2017

Destacadas