Le perforaron el colon y el páncreas durante cesárea en Maracaibo

Abr 20, 2017 7:56 am
Publicado en: Actualidad, Sucesos

morgue-maracaibo

 

La alegría por el tercer hijo terminó en dolor, llanto y tristeza. La familia de Leidy Betilda Urdaneta (34) lamentó el deceso y denunció que se trató de una mala praxis. Pereció en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Coromoto de Maracaibo, pero inicialmente la atendieron en el Materno El Marite. “Le perforaron el colon y páncreas durante la cesárea”, reseñó Panorama.

Ángel Ching, esposo de la infortunada, relató, frente a la morgue forense, que a su esposa le programaron la cesárea para el pasado 5 de abril. Según los doctores, todo estaba bien. Al día siguiente de la intervención ella empezó a quejarse por un fuerte dolor en el abdomen. “Nos decían que nos calmáramos, que solo eran gases”.

Cinco días después de la intervención, los médicos de guardia enviaron a su casa a Urdaneta, pese a que ella sostenía que se sentía mal. Ching acotó que toda la familia empezó a preocuparse. Ninguno confiaba en el diagnóstico que les habían dado en el Materno. “El niño nació bien, pero ella continuó con los dolores aún después de la operación”.

Los familiares decidieron llevarla al Hospital Coromoto, tras algunos estudios, los doctores de guardia indicaron que la complicación provenía de una perforación en el colon y en el páncreas. De emergencia la ingresaron a pabellón y la operaron. Leidy pasó ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos. Un médico se le acercó, el pasado martes a las 2.00 de la tarde, a Ching y le informó sobre el deceso.

Urdaneta dejó tres hijos, de 10 y 5 años, y el recién nacido. Se graduó de comunicadora social en la Universidad Bolivariana de Venezuela.




VPI/LaPatilla Regionales 2017

Destacadas