VERDADES Y RUMORES|Las lecciones del 19A y ¿qué viene ahora, por Darwin Chávez

Abr 20, 2017 4:44 pm
Publicado en: Opinión

 

thumbnaildarwinchavezLECCIONES (I). A pesar de las críticas que hacen algunos opositores de la oposición sobre el supuesto fracaso de la jornada de protesta del 19 de abril, se observa un balance bien positivo en torno al aumento de la presión interna para que el Gobierno ceda y se encamine el país a una solución electoral e institucional al conflicto ¿Pero no cayó el Gobierno? Eso nunca estuvo planteado como objetivo porque un régimen como éste no sale con una o dos jornadas como esta, sino con muchas jornadas parecidas y con un incremento de la presión interna y externa. En la medida que esa presión interna se eleve, otros factores que hoy no están en la disidencia pero que ante el agravamiento de la situación nacional se pueden adherir paulatinamente. Fue una jornada nacional bastante productiva. Hubo marchas interesantes en zonas que eran de estricto dominio chavista como los estados Cojedes, Apure y Portuguesa. La gente ha venido perdiendo el miedo. El argumento oficialista que las marchas opositoras no tienen pueblo se derrumbó. El mito que decía que el Oeste de Caracas era chavista también cambió, porque los cuerpos de seguridad se vieron en la necesidad de reprimir a las marchas que pretendían salir del Oeste caraqueño, para evitar que se unieran a las del centro y el este. Las acusaciones sobre los objetivos terroristas de la Unidad, también se esfumaron. Ni hablemos del señalamiento sobre que buscaban un golpe reeditando el 11 de abril 2002. Lo negativo es el saldo de víctimas. Hasta el cierre de esta columna se hablaban de dos fallecidos por arma de fuego: uno en Caracas y otro en San Cristóbal. Nadie tenía el saldo final de heridos, aunque en materia de detenidos se mencionó a 137 personas apresadas. Esas muertes nunca debieron ocurrir. Y de hecho es probable que no hubiesen sucedido si el régimen no usara a los colectivos paramilitares para reprimir a la disidencia. Con el fin de ayudar a que ustedes amigos lectores entiendan la dimensión real de lo ocurrido antes, durante y después del 19 de abril, hagamos un ejercicio analítico sobre las lecciones que deja el 19A.

¿Y LA TROIKA? Me cuentan que hay serias divisiones internas en “La Troika”. Recordemos que “La Troika” es un grupo que se aprovecha de todos los negocios que se generan en la Gobernación del Zulia. Han amasado enormes fortunas a costillas del oficialismo desde los tiempos de las primeras pasantías de Pancho por el cargo, luego con Gian Carlo Di Martino en la Alcaldía de Maracaibo y sobre todo en la gestión actual de “Zulia 1”. Fue hasta hace muy poco una especie de hermandad mafiosa. Había respeto entre ellos por los negocios. Había una frágil paz interna. Todo eso desapareció ¿Qué cambió en la correlación de guisos? Hice unas consultas y me cuentan que la relación del “ViceGobernador” con “Zulia 1” y sobre todo con el “Zar de los Medios” se deterioró a raíz de la firma del “Acuerdo de Operación y Administración” entre la Gobernación y una sociedad mercantil que es propiedad del “Zar de los Medios” quien ahora es llamado “El Camaronero”, para la ejecución del “Proyecto Camaronero de la UPS Fundo Granja La Esperanza” que contará con apoyo financiero en bolívares y dólares. Ya “El Camaronero” no guarda las apariencias y firma con su nombre, apellido y cédula el acuerdo como presidente de la referida sociedad mercantil. Ese convenio debe encerrar grandes ganancias para “El Camaronero” a través del dinero que le aportarán como financiamiento, porque ese no arriesga su capital así como así. Ese lucrativo negocio molestó al “ViceGobernador” quien se sintió desplazado y por eso se comenzó a alejarse de Pancho. Las relaciones entre los compadres se rompieron gracias al “cochino dinero”. Por cierto, tengo copia del acuerdo por si acaso se antojan de decir que todo es mentira.

LECCIONES (2). Los niveles de preocupación y hasta miedo en el Gobierno se fueron incrementando en la medida que las protestas aumentaron en cantidad y calidad. Incluso apostaban a que la Semana Santa enfriaría las calles tomando en cuenta que ese asueto permite que la mayor parte del país se desconecte. Para sorpresa del régimen eso no ocurrió lo que implicó un cambio sustancial en la voluntad del pueblo de participar y protestar. Y las alertas se dispararon cuando se anunció la “madre de todas las marchas” para el miércoles 19 de abril. Eso los obligó a improvisar y fueron creando escenarios violentos con el propósito de generar miedo en la población y que la mayoría se abstuviera de participar en la lucha de calle. Las informaciones que llegaban a Palacio fueron generando mayor preocupación. La misma preocupación que se notaba en los gestos del presidente Maduro durante su nocturna y dominical alocución en la cual apeló al desgastado guion del terrorismo y de la conspiración para derrocarlo. Los señalamientos de terrorismo fueron acompañados por videos supuestamente reveladores, pero que sólo mostraban lo ocurrido en un mismo sitio: la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. Hablaron de otros presuntos ataques, pero no mostraron donde fueron. Además mostraron las aparentes confesiones de un joven llamado Guido Rodríguez y de uno de los morochos Sánchez. Por cierto, que fue muy curioso que el joven Sánchez aparecía totalmente desenfocado en el video ¿Querían ocultar algo? Parece que el Presidente no sabía a esa hora que los dos jóvenes habían denunciado en un juzgado que habían sido torturados para culpar a líderes opositores como Tomás Guanipa y José Guerra. Tuvo hasta más dificultades de las normales en su discurso e incluso habló de “delaciones controladas” ¿Delaciones controladas? Horas después la Fiscalía desestimó los videos en el caso que se continúa contra los detenidos. Esa noche el primer mandatario nacional anunció con fuerza que los militares saldrían a la calle para proteger a la revolución, cosa que no ocurrió el lunes como él lo había asegurado ¿Por qué no ocurrió tal despliegue? ¿Era un pote de humo? ¿O no acataron la orden? Dos de sus acompañantes en la alocución no estaban tranquilos. El general Néstor Reverol se veía preocupado y el ministro Vladimir Padrino López se veía nervioso, pues se movía en exceso en la silla donde estaba sentado y jugaba demasiado con su bolígrafo. El punto culminante del montaje fue el acto con la Milicia Bolivariana que fue mostrada como parte de la tradicional simbología militar con la cual tratan de mostrar fortaleza, cohesión y control tal como analizamos en Verdades y Rumores horas antes la marcha del 19A (LEA: http://verdadesyrumores.com/analisis-maduro-simbologia-militar-miedo-preocupacion-y-error/). Llamó la atención que Maduro se rodeó de un ejército de hombres y mujeres de la tercera edad: mal alimentado, mal uniformado y peor armado. Ese día el jefe del Estado lanzó una advertencia peligrosa y se trató de la supuesta entrega de 500 mil fusiles a la Milicia. Como la estrategia del miedo no daba resultado y los reportes hablaban del gran interés que la “madre de todas las marchas” generaba en la población, el martes en la noche Maduro activa el “Plan Zamora” como advertencia final para buscar convencer a la mayoría de la inconveniencia de salir a la calle el 19A. Y la preocupación se volvió pánico cuando vieron como los 26 puntos en Caracas estaban repletos de personas, incluyendo los 19 del municipio Libertador. Eso los condujo a ordenar la dispersión inmediata de esas concentraciones, para evitar que se lograran unir y mostrar al mundo el tamaño real de la convocatoria opositora. Lo sucedido llevó a que el parte oficial nocturno fuera dado por el Vicepresidente, Tareck El Aissami, quien sólo estaba franqueado por los generales Néstor Reverol y Antonio Benavides Torres. Ambos de la Guardia Nacional ¿Por qué no estaba el resto de los componentes de las FAN? ¿Por qué no estaba el Ministro de la Defensa y el Alto Mando? Pero además ¿Por qué no habló Maduro? Lo más curioso es que la alocución del VP fue concluida intempestivamente, ya que era evidente que no había cerrado su explicación cuando él mismo despidió la transmisión ¿Qué le impidió concluir la exposición? ¿Por qué fue tan corta y cortante? Hay miedo y preocupación. Y ambos son pésimos consejeros en estos tiempos de crisis. El Gobierno está en apuros y por eso tuvo que refugiarse en su manifestación de algunas cuadras en la avenida Bolívar. Y cuando avanzaba en esta columna se conoció que el Ministerio de Relaciones Interiores había decidido que la GNB asumía el control de las policías regionales ¿Se disparó el miedo?

CON “P” DE PARADOS. Así están las operaciones de PDVSA Occidente. En la actualidad sólo hay unos 15 taladros en operaciones y todos pertenecen a los pocos que están siendo manejados por empresas privadas, especialmente el consorcio Maritime Contractors (antigua Maersk Drilling). Pero aún esos taladros no están funcionando al 100%, pero no porque la empresa no lo desea, sino que PDVSA no les garantiza el servicio de transporte en lancha que se necesita. Una de nuestras fuentes en PDVSA explica que por cada taladro deben estar disponibles dos lanchas, pero en la industria la mayor parte de esos equipos están dañados. Hay más de 500 lanchas inoperativas, muchas de ellas fondeadas en los muelles de la Costa Oriental del Lago, cómo pueden observar en las fotos satelitales que acompañan a este comentario. Para tratar de elevar la producción exigieron a PDVSA las lanchas para el traslado del personal y la industria ha tratado sin éxito, por ahora, de contratar esos servicios. Los mayores obstáculos para conseguir los prestadores de ese transporte lacustre ha sido el pago, porque las empresas piden pronto pago y en PDVSA les hablan de 90 días, pero que los empresarios saben que se convertirán en más de 900 días para que les paguen. La última oferta de Petróleos de Venezuela fue que ellos buscaran dólares para financiar sus servicios y que les pagarían en bolívares a la tasa Dicom. Esa propuesta fue rechazada de plano. En este momento la producción de PDVSA Occidente está por debajo de los 600 mil barriles diarios, pero en más del 80% esa cantidad la aportan las operaciones de las empresas mixtas.

LECCIONES (3). Tratamiento aparte merecen los objetivos que tenían los radicales del régimen. Buscaron disolver por completo la concentración. Querían impedir que se unieran los marchantes de los 26 puntos de Caracas. No se podían repetir las imágenes de multitud del 1ro de septiembre de 2016. No podían llegar a su objetivo final. La estrategia era usar a los cuerpos de seguridad y a los colectivos paramilitares para dar una lección, una lamentable lección. Ante la necesidad de sembrar el terror anunciaron la activación del “Plan Zamora” que sonó muy parecido al polémico “Plan Ávila” para seguir con su discurso de violencia, armas y sangre. No consiguieron el apoyo total en la Fuerza Armada Nacional para sembrar el terror ¿Será por eso que el Vicepresidente sólo era acompañado por dos generales de la GNB en su parte informativo del 19A en horas de la noche? El Gobierno prácticamente estuvo sitiado en las cuadras alrededor del Palacio de Miraflores y de la avenida Bolívar. Los planes de los “ultras” no eran compartidos por los sectores más racionales que no querían una tragedia. Al final impidieron que la oposición llegara a la Defensoría del Pueblo, pero no pudieron evitar que los efectos de la manifestación se sintieran en toda la capital, incluyendo el Oeste, el protegido Oeste de Caracas. No contaron los radicales con la reacción de la disidencia que soportó las andanadas de bombas y perdigones de los cuerpos de seguridad y hasta los disparos de los colectivos paramilitares. Ni siquiera el aparato de propaganda que trabajó a full potencia pudo lograr confundir a la mayoría de la disidencia con sus mensajes que hablaban de violencia, sangre y acciones por parte de militares y colectivos. Claramente la intención de sembrar miedo fracasó. Hasta altas horas de la noche se reportaban protestas en diversos puntos de Caracas y del interior del país. La decisión del MRI sobre el control de las policías regionales a manos de la GNB habla de un probable recrudecimiento de la represión en el marco de los planes de los radicales.

ACERCAMIENTOS. Comenzó el proceso para el acercamiento de posturas entre las dos MUD en el Zulia. Se dio un primer y significativo paso cuando partidos que integran la MUD de Emerson Blanchard se acercaron a la Unidad Zulia que lidera Gustavo Ruiz para unirse en la convocatoria del 19A y que todos se concentraran en un mismo lugar. Esto no significa que ya está resuelta la crisis interna de la MUD en el estado, pero se comenzó el proceso que puede conducir a la nueva elección del coordinador de la Unidad, anulando la “extraña” elección de 10 segundos ocurrida en diciembre. El efecto de la Unidad Zulia se ha sentido. Se ha mantenido en la calle. Sigue acompañando al pueblo en sus penurias. Ha sorprendido al Gobernador y a la GNB con sus acciones. Pero también sorprendieron a la otra MUD que hace muy poco y sus acciones no saben a nada. Les impusieron una agenda. No se les ve en la calle. Los medios les prestan tan poca atención, que tuvieron que suspender la rueda de prensa que tenían pautada para el martes 18/04 en el Centro de Ingenieros del estado Zulia.

LECCIONES (4). La Mesa de la Unidad Democrática está mostrando madurez en la conducción de estos momentos tan difíciles. Parece que la reorganización que se aplicó en la coalición opositora está dando buenos resultados, porque hasta ahora no han pisado los peines que el Gobierno les ha impuesto y ante las acusaciones de golpistas y terroristas contra varios de sus líderes, se han mostrado unidos rechazando los señalamientos oficialistas. Como dijo uno de sus nuevos miembros, Ángel Oropeza, en su artículo semanal (LEA: http://verdadesyrumores.com/angel-oropezajugando-ajedrez/) en la MUD están jugando ajedrez. Es la hora de la política con P mayúscula, con racionalidad y menos emocionalidad. No es fácil luchar contra un Gobierno abusador y mañoso. Un régimen que pone trampas de todo tipo para cazar a la disidencia. Un cogollo que trató de acusar de terroristas y golpistas a la oposición, pero nada de eso se confirmó. La oposición no cayó en el juego que buscaba el Gobierno y se mantuvo en su ruta democrática y constitucional. Incluso los opositores de la oposición han mermado sus actuaciones. Por otro lado, ha sabido conectar de nuevo con la disidencia no partidista. La MUD tiene el control de la ofensiva y parece que desea seguirla teniendo y por eso cuando aún los gases de las bombas no se habían disipado por completo, anunciaron que este jueves salen de nuevo a la calle para superar a la “madre de todas las marchas”. En la Unidad buscan que el Plan Constitución escale en intensidad para combatir al Plan Zamora. No descartan un paro cívico nacional o un gran trancazo en todo el país ¿Tendrá éxito la MUD en sus planes? Imposible de saber, pero por lo menos van por buen camino. En cuanto a la disidencia ciudadana también muestra madurez, porque pareciera que han entendido que el cambio del modelo no es automático, ni llega como por arte de magia. Están privilegiando a la convocatoria de elecciones como vía para debilitar al régimen. De esa sinergia entre MUD y ciudadanos dependerá que el Gobierno ceda y acepte las elecciones.

¡A MARCHAR! Pero obligados y bajo amenaza. Mientras la Mesa de la Unidad recurrió a la convocatoria ciudadana y la participación espontánea para marchar en todo el país, el Gobierno tuvo que apelar a obligar a los empleados públicos de todo el país a embarcarse en autobuses y viajar a Caracas para llenar unas cuadras de la avenida Bolívar. De varias dependencias oficiales en el Zulia, especialmente de PDVSA, salieron autobuses a medio llenar con empleados gubernamentales muy molestos porque los obligaron a subir, a veces sin ninguna preparación previa. Para tratar de disminuir las molestias de los “viajeros obligados” les aumentaron el monto por viáticos. En algunos casos llegó a los Bs. 50 mil, además de los refrigerios. Es tal la negación de la realidad del régimen que insiste en llenar con el personal de ministerios y otros organismos sus marchas rojas rojitas. Ese tipo de actividades que carece de la participación espontánea de los asistentes no tiene ningún efecto para demostrar fortaleza y respaldo popular. Allá ellos que siguen negando la realidad.

LECCIONES (y5). El rechazo internacional contra la represión que ha causado hasta ahora la muerte de 8 venezolanos aumenta. Con cada una de sus acciones el Gobierno empaña más su imagen internacional y engrosa el expediente por las violaciones a los derechos humanos. El régimen está cercado internacionalmente. Tiene muy pocos aliados. Pronto esa presión internacional mezclada con la lucha opositora, podría lograr que el Gobierno se siente a negociar con mediadores creíbles y con una agenda clara que incluya la convocatoria de elecciones, el respeto por la Asamblea Nacional, la ayuda humanitaria y la libertad de los presos políticos. Cómo han podido ustedes leer, son muchas las lecciones que deja el antes, el durante y el después del 19A. El Gobierno no está caído, pero si débil y ciertamente acorralado con la protesta de la oposición.

POPULISMO. Me escriben desde Puerto Ayacucho, estado Amazonas, para denunciar que el Gobierno está en campaña electoral tratando de mejorar su relación con los ciudadanos molestos de esa zona. Están ejecutando el programa “Mi Casa Bien Equipada” a precios muy bajos y donde los habitantes de la capital de Amazonas pueden comprar todo lo que quieran sin ningún tipo de limitación. Pero además levantaron las restricciones de compra en el pueblo colombiano de Casuarito, departamento del Vichada. Hasta hace muy poco sólo podían traer pocas cosas, pero ahora pueden traer todo lo que quieran ¿Será que muy pronto van a convocar las elecciones para elegir a los cuatro diputados que fueron objetados por la Sala Electoral del TSJ?
Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

 

 

 

 

 




VPI/LaPatilla

Destacadas