Capacho está de luto por el asesinato de Paola

Abr 21, 2017 8:10 am
Publicado en: Destacados, Nacionales
A woman looks at the coffin of Paola Ramirez, a student who died during a protest, during her wake in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez

 

Capacho está de luto. Lo decía, arriba, una vecina de la calle La Jeta, en la colina del barrio San Pedro, donde este jueves velaban a Paola Andreina Ramírez Gómez. Lo decía también, abajo en el pueblo, una manifestante de la avenida Intercomunal, donde en la tarde se apostó un grupo a rechazar la violencia nacional y el crimen de la joven de 23 años, publica La Nación.

Mucha gente llegó hasta esa vivienda de frente de bloques grises, escaleras a la entrada, sala de paredes muy blancas, techo de zinc y pasillo angosto hacia la cocina. Allí, mientras servía té y café para esas varias decenas de acompañantes, su tía Rosa Ramírez describió a Paola como esa muchacha alegre y extrovertida que se empeñaba en cumplir sus propósitos. La tía servía y lloraba, mientras en la sala terminaban de rezar un rosario, algunos incluso parados en las escaleras.

De blanco, la madre de Paola, Darcy Gómez de Ramírez, contó a varios medios de comunicación regionales e internacionales que el miércoles la joven se comunicó por teléfono con el padre, para avisarle que por el barrio San Carlos estaban disparando. “La llamada se le cayó. No supe más. Al ratico me llamaron… que la habían matado”.

Cuando una periodista le preguntó a Gómez si había escuchado los anuncios recientes del Gobierno relacionados con este caso, respondió esto: “Que no digan más mentiras. Ya basta, ya no más. Que se haga justicia pero con las personas que de verdad hicieron las cosas”.

A Paola, la segunda de ocho hijos de la familia Ramírez Gómez, la recordarán en casa como una niña muy tranquila y muy buena, a la que le gustaba trabajar y estudiar. Había cursado Administración pero quería seguir formándose en otra área. “Por la situación, no se cuenta con más recursos. Ella se puso a trabajar y estaba cuidando un niño”, expuso la madre.

En Capacho Nuevo imperaba el silencio, menos en el Parador Turístico, donde una veintena de manifestantes exigía justicia, a pesar de que las autoridades detuvieron en tiempo récord a un opositor acusado de disparar. Esto no se supo sino hasta el miércoles pasadas las 11:00 de la noche, cuando el diputado Diosdado Cabello hizo este anuncio de interés.

Tres días de duelo activo decretó Jorge Galiano, alcalde de Capacho Nuevo. En el pueblo, que se divisa completo desde la casa de Paola, izarán la bandera a media asta. El Ejecutivo y el Legislativo se comprometieron a colaborar con los gastos fúnebres. La misa será en la iglesia San Pedro este viernes a las 3:00 de la tarde. De allí, partirán al camposanto, al último descanso…

Daniel Pabón
Fotos Reuters

A woman looks at the coffin of Paola Ramirez, a student who died during a protest, during her wake in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
A woman looks at the coffin of Paola Ramirez, a student who died during a protest, during her wake in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
People holding a placard that reads "No more deaths, Maduro" gather outside the wake of Paola Ramirez, a student who died during a protest, in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
People holding a placard that reads “No more deaths, Maduro” gather outside the wake of Paola Ramirez, a student who died during a protest, in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
Mourners look at the coffin of Paola Ramirez, a student who died during a protest, in her wake in San Cristobal, Venezuela April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
Mourners look at the coffin of Paola Ramirez, a student who died during a protest, in her wake in San Cristobal, Venezuela April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
Mourners attend the wake of Paola Ramirez, a student who died during a protest, in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez
Mourners attend the wake of Paola Ramirez, a student who died during a protest, in San Cristobal, Venezuela, April 20, 2017. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez



La Patilla TV

Destacadas