Antonio de la Cruz: Wall Street evalúa la salida de Nicolás Maduro

May 18, 2017 8:52 am
Publicado en: Opinión

thumbnailantoniodelacruz

Los mercados de capitales empiezan a evaluar la salida de Nicolás Maduro de la presidencia de Venezuela. La empresa Bloomberg L.P. -una plataforma de análisis y administración de activos en el mercado de valores, servicios de datos y noticias a empresas y organizaciones financieras- publicó el pasado 5 de mayo que uno de los mayores inversionistas en bonos venezolanos vería bien un cambio de régimen en el país bolivariano.

Mike Conelius, quien administra un Fondo de $6,5 mil millones en Bonos de Mercados Emergentes en T. Rowe Price, afirmó en una entrevista a Bloomberg vía corre electrónico: “como la mayoría de los venezolanos, daríamos la bienvenida y, en última instancia, esperaríamos un cambio de régimen“.

Conelius propone que un aspecto clave de la tesis para comprar bonos venezolanos, que se consideran entre los de más alto riesgo del mundo con alto rendimiento, es la salida de Nicolás Maduro de la presidencia. Porque “un nuevo gobierno haría que estos bonos recuperen terreno con una tendencia alcista, ya que los inversionistas [en Wall Street] consideran el potencial que tiene Venezuela al poseer grandes reservas de petróleo”.

“El momento catártico del cambio de régimen será asimilado rápidamente por el mercado”, escribió Conelius a Bloomberg. “Aunque pareciera una inversión de alto riesgo -tener bonos de la deuda venezolana- porque comprometería el rendimiento del portafolio, es precisamente el tipo de inversión a mediano plazo para los inversionistas que buscan manejar la exposición de sus carteras”.

“¿Cuándo sale Maduro?, determinarlo hoy es difícil, si no imposible, saberlo”, escribió Conelius a Bloomberg.

Las evaluaciones del escenario para que se de el cambio de gobierno en Venezuela presentan un comportamiento volátil en este momento desde una aproximación financiera.

Si los instrumentos financieros son el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, y el riego es evaluado en cuanto a la estabilidad del gobierno en el poder, en este momento la probabilidad de que Maduro se mantenga en la Presidencia presentan una tendencia negativa.

En el mercado -lugar teórico donde se encuentra la oferta y la demanda de productos y servicios y se determinan los precios-, representado en este caso por un sistema político democrático, se observa un exceso del uso de las Fuerzas Públicas del Estado para reprimir los opositores. Y ayer la segunda fase del Plan Zamora fue activado en el estado Táchira. Asimismo, el Estado de derecho que representa el dinero en este escenario (valor del dólar), continúa subiendo, al aumentar la violación del mismo por parte del gobierno de Maduro. Antier el régimen volvió a prorrogar el de Excepción Económica. Es la séptima prórroga desde que decidió anular las funciones de la Asamblea Nacional en enero 2016.

En este mercado el desplome del precio político del gobierno de Nicolás Maduro ha aumentado por: el incremento de las protestas en todo el país por largos períodos, conocido como el “plantón”; las continuas denuncias del Secretario General de la Organización de Estados Americanos en cuanto a la violación de la Carta Democrática Interamericana y los crímenes de lesa humanidad; y la reciente acusación de los 80 senadores de Colombia ante la Corte Penal Internacional en La Haya, Holanda, por los crímenes contra la humanidad.

Por otro lado, el respaldo de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, para sostener a Maduro en el poder ha hecho que la salida se demore. Sin embargo, los fundamentos del mercado harán que las fuerzas se equilibren, manteniendo la democracia.

En estos momentos, se observa una alta volatilidad en el comportamiento de la salida de Maduro porque los actores que sostienen a Maduro no aceptan la realidad democrática, con la excepción de la fiscal Luisa Ortega Díaz. Empujan en el sentido contrario, hacia el totalitarismo. Es un proceso que produce un gran rechazo. El saldo de 43 fallecidos y más de 13 mil heridos en siete semanas de protestas indican la determinación de un pueblo a vivir en democracia. Por lo que el punto de no retorno quedó atrás hace una semana.

Maduro todavía tiene la opción de inmolarse, salvando al Partido Socialista Único de Venezuela (PSUV), si decide restituir el orden democrático en Venezuela al convocar a unas elecciones generales. Con lo cual lograría restaurar el Estado de derecho, que en el modelo financiero corresponde a una estabilización del valor del dólar y por ende un incremento de la permanencia del PSUV en la vida política de Venezuela.

Un ejemplo de ello es la labor de la Fiscal General. “Su trabajo se identifica con el apego a la constitución, asumiendo el papel que le corresponde. Estoy seguro que su acción puede ser decisiva para la pacificación del país” dijo Luis Almagro en el último comunicado de la OEA.

En este contexto, la salida de Nicolás Maduro de la presidencia de Venezuela es la nueva oportunidad de Wall Street. Las ganancias generadas por los bonos venezolanos en los últimos 3 años a cambio de una crisis humanitaria en el país -al no darle comida y ni medicina al pueblo- ahora serán sin Maduro.

Wall Street evalúa la salida de Maduro.

 

Antonio de la Cruz 

Director Ejecutivo de Inter American Trends      @iatrends

Loading...

La Patilla TV

Destacadas