Los jóvenes y las mujeres son la fuerza para lanzar el yugo entronizado, por José Amalio Graterol Jatar

Jun 10, 2017 3:58 pm
Publicado en: Opinión

 

 

“La lucha de pocos, vale por el futuro de todos”  Neomar Lander y ahora todos luchamos por nuestro futuro. Los jóvenes y las mujeres son la fuerza para lanzar el yugo entronizado

Por Jose Amalio Graterol Jatar

@paraguanamalio

Observar al  vicepresidente Tareck El Alsaimi, desplegar toda su invectiva contra el joven Neomar Lander, a pocas horas de su asesinato, acusándolo de terrorista y mercenario, profiriendo  cantidad de improperios y señalando otros supuestos  asesinos, distintos a los que salen a reprimir al pueblo y a matar a cuantos les sea posible, provoca enojo, rabia y malestar. Oír su sintaxis enrevesada de mal uso del lenguaje  español, porque lo habla muy mal, arrojando sobre un muchacho de 17 años cualquier género  de  acusaciones sin  asidero alguno, en cadena nacional. Tanto esfuerzo por enlodar a Neomar, revela que su muerte ejecutada de manera alevosa y fría, les ha hecho daño, porque ha dibujado a los ñangaras, que son, en toda su fisonomía de farsantes, llenos de odio.

Son capaces de todo, hasta de montar un  espectáculo de mal gusto para mentir y calumniar, sin pudor alguno. El rey de las ollas, cuyas ejecutorias gubernamentales son inexistentes; se atreve a cruzarse en el camino de quien, como Neomar; partió hacia la gloria y es inspiración para todos los que somos venezolanos de verdad. La balanza se inclina a favor del muchacho de Guarenas contra el prepotente y  presuntuoso vicepresidente que pretende la gente le crea cualquier cosa que diga, esto no es juego de poder es de dignidad y el joven de Guarenas, les gana ampliamente pues, hasta sus ojos y su sonrisa ,no eran de fingimiento extranjerizante, sino gratamente venezolanos.

Ahora bien, en su camino a la gloria Neomar ha logrado unir el sentimiento popular, y quiero destacar el coraje, valentía y pundonor de sus compañeros de lucha y la fuerza de las mujeres venezolanas. Las madres, esposas, hijas, novias y hermanas de las víctimas de la represión ñangara, vulneran el odio de la dictadura, con su digna posición, sus lágrimas son heroicas y  se secan, para continuar luchando por la libertad. Siempre ha sido así en nuestra historia, frente a los esbirros que torturan y  asesinan.

Del lado venezolano no hay plañideras, hay mujeres completas de valor a toda prueba y dignidad, no quiero pecar por injusto pues todas merecen mi respeto, consideración y admiración, pero quiero destacar  dos gestos, sin desconocer otros de igual magnitud: la madre de Paúl  Moreno, que salió del velatorio de su hijo, bandera nacional en alto, cantando el himno nacional y la madre de Neomar que sin vacilar desmintió las infamias contra su hijo y en su funeral mostraba una franela con el mensaje de Neomar “La lucha de pocos, vale por el futuro de todos “Nunca antes una muerte tan injusta había provocado una sed de justicia tan grande, hoy todos estamos en la lucha contra la dictadura, de pie con coraje y firmeza. Así como en la guerra de independencia los llaneros  de José Antonio Páez simbolizaron el coraje y lograron la victoria, hoy los más jóvenes y las mujeres simbolizan la fuerza con la que lanzaremos el yugo entronizado.

En el liderazgo político, deseo destacar igualmente sin desmerecer a ninguna, la gesta de dos mujeres, Lilian Tintori, compañera esposa de Leopoldo López que ha estado de frente en su defensa y no ha desmayado nunca y  corrido todos los riesgos y soportado  burlas, vejámenes y  faltas de respeto y consideración de los ñangaras que gobiernan y nunca ha retrocedido, por el contrario siempre mantiene la posición gallarda y principista, sin desmayo por la libertad. También quiero destacar  la valerosa  actitud de María Corina Machado, quien ha soportado desde agresiones que le causaron graves lesiones en el hemiciclo  de diputados para solaz y esparcimiento del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, hasta el día 8 de junio que durante más de 10 horas se vio asediada, sitiada, insultada por los llamados colectivos, con la complacencia de la GNB y PNB, testigos de las “valientes hazañas de los irregulares”, en su frustrado viaje a Barinas y estuvo a punto de ser asesinada en San Carlos de Cojedes y la misma muy venezolamente resistió el bloqueo y cuando pudo se dirigió a Guarenas al velatorio de Neomar y en un abrazo de madre y mujer, se unió a la madre de Neomar y fundieron en su abrazo, el mensaje nuevo de Neomar, ahora todos luchamos por el futuro.  Pronto será verdad el himno nacional: “GLORIA AL BRAVO PUEBLO QUE EL YUGO LANZO”




VPI/LaPatilla

Destacadas