Leocenis García denuncia al padre Numa Molina por invasión

Jun 14, 2017 7:53 pm
Publicado en: Actualidad, Nacionales
La Dra. Yisel Soares Padrón,  abogada defensora del editor Leocenis García
La Dra. Yisel Soares Padrón, abogada defensora del editor Leocenis García

 

Este martes en horas de la mañana, la Dra. Yisel Soares Padrón, abogada defensora del editor Leocenis García, solicitó la detención en flagrancia del padre y miembro de la comisión presidencial mediante decreto 354 de la fecha 28-8-2013, José Numa Molina García, por encontrarse presuntamente incurso en el delito de invasión, delito tipificado en el artículo 471-A del Código Penal Venezolano.

Nota de prensa

La acción intentada por la penalista obedece a que un bien inmueble propiedad de las hijas menores del editor, el cual se encuentra bajo custodia de la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, según oficio Nro. 082/15 de fecha 11 de mayo del año 2015, se encuentra invadido por el párroco de la iglesia San Francisco, donde pernotan además sujetos con apariencia militar, quienes manifestaron ser los escoltas del padre Numa Molina.

La abogada señaló que en el referido inmueble dado en custodia, se realizan trabajos de restauración y modificación del inmueble, y que “no aparentan ser ni capilla ni iglesia”. En consecuencia, por ser un delito permanente la cual posee implicaciones en la práctica que legitima la inmediata aprehensión de los sujetos activos invasores.

Recordó que a Leocenis García, le fueron incautados en fecha 17 de julio del año 2013, bienes personales y bienes de las empresas Sexto Poder, por la presunta comisión del delito de Legitimación de Capitales e ilícito Cambiario, delitos que NO PROBÓ el Ministerio Público y mientras no haya juicio ni sentencia definitivamente firme, no pueden disponer de esos bienes, “lo contrario es de ser cómplices del delito primario”.

Igualmente pidió inmediato pronunciamiento de la Juez Undécima de Juicio, la iglesia y la Oficina que custodia los bienes, en virtud de que realizan reformas al inmueble y no tienen apariencia de capilla o iglesia, lo que implica un delito de daño.




VPI/LaPatilla

Destacadas