Libertad, lucha y corazón… El arte que se expresa en los escudos de “La Resistencia” (+fotos +Arriba Venezuela)

Jun 29, 2017 5:04 pm
Publicado en: En la Calle
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

 

Inspirados en el “Euromaidán”, la revuelta de 2013 y 2014 en Ucrania que terminó con el derrocamiento del presidente Viktor Yanukovich, jóvenes manifestantes que protestan casi a diario en las calles de Venezuela se protegen con escudos decorados como los usados en la plaza Maidán, en Kiev.

Reuters

Los adversarios del presidente Nicolás Maduro, buscando semejanzas, han hecho exhibiciones públicas del documental de Netflix “Winter on Fire”, que narra los tres meses de manifestaciones que dejaron 100 muertos.

Los jóvenes venezolanos, que se autodenominan “La Resistencia”, elaboran sus escudos con antenas parabólicas, tapas de alcantarillas, pedazos de barriles o cualquier trozo de metal o madera que tengan a la mano.

Una vez armados con sus escudos, se posicionan hombro con hombro, e incluso los golpean contra el piso imitando el grito de batalla de los pueblos nórdicos mientras avanzan para enfrentarse con policías antimotines y guardias nacionales.

“No nos protegen de balas, pero sí del gas, de perdigones y de piedras”, dijo Brian Suárez, un estudiante de derecho de 20 años, refiriéndose a su escudo, mientras se dirigía a la primera fila de choque con una máscara antigases en la otra mano.

Algunos escudos, largos y curvados como los que usaban antiguamente los romanos, están decorados con imágenes de la Constitución venezolana, símbolos religiosos, representaciones de los jóvenes que han muerto en los tres meses de protestas y consignas como “SOS”, “¡No+dictadura!” o “¡Maduro asesino!”.

Pero los escudos no son lo suficientemente resistentes como para protegerlos de perdigones o de los chorros de agua, y menos de las balas. En medio de la represión y hechos violentos alrededor de las protestas en la nación sudamericana han muerto al menos 80 personas, muchas por impactos de armas de fuego.

Manuel Melo, un estudiante de diseño gráfico de 20 años que siempre iba al frente de la línea de fuego con un escudo de plástico azul, fue sorprendido días atrás por un chorro de agua de un camión hidrante que buscaba dispersar una manifestación y, por el impacto, perdió un riñón y la vesícula biliar.

Sin embargo, no se rinde y desde su casa dijo que cuando se recupere espera volver a las protestas como escudero, “no porque me gusta estar ahí, porque realmente a nadie le gusta estar ahí, sino porque sé que estoy haciendo un bien común”.

Mientras los manifestantes aseguran que luchan contra una tiranía y por un futuro en un país libre; el presidente Maduro, de 54 años, los acusa de “terroristas” que buscan desbancarlo con apoyo de Washington.

REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins



VPI/LaPatilla

Destacadas