Venezuela era hace poco el país más rico de Suramérica. Esto es lo que salió mal

Ago 12, 2017 12:00 pm
Publicado en: Destacados, Economía

An anti-government demonstrator stands next to a national flag during an opposition protest blocking the Francisco Fajardo highway in Caracas on May 27, 2017. Demonstrations that got underway in late March have claimed the lives of 58 people, as opposition leaders seek to ramp up pressure on Venezuela's leftist president, whose already-low popularity has cratered amid ongoing shortages of food and medicines, among other economic woes. / AFP PHOTO / LUIS ROBAYO

 

Hasta hace poco, casi toda la población de Venezuela, en su mayoría urbana y educada, tenía acceso a agua potable, instalaciones sanitarias y electricidad. Era un país opulento, con las mayores reservas de combustibles fósiles en el mundo.

Por Callum Brodie en el portal del World Economic Forum

Pero su economía se está contrayendo a un ritmo alarmante, mientras que al mismo tiempo la inflación está fuera de control. Aumentan la pobreza, la tensión social y las muertes en disturbios violentos.

Una mirada más cercana al colapso económico de Venezuela.

Los días de opulencia de 2001, cuando Venezuela era el país más rico del continente, quedaron atrás.

La economía se contrajo un 18,6% el año pasado. En 2017 es un 35% más baja que en 2013, al menos en términos de PIB, y un 40% más baja en términos de PIB per cápita.

La inflación rondaba un 800% el año pasado y se ha pronosticado que podría llegar a 1.600% a finales de 2017, según el FMI.

La moneda del país, el bolívar, se ha devaluado y ahora ha perdido prácticamente todo su valor.

El tipo de cambio oficial entre el bolívar y el dólar estadounidense es de aproximadamente 10 bolívares por dólar. Pero en realidad está más cerca de 10.000.

A finales de julio, un dólar valía aproximadamente 10.389 bolívares – frente a los 8.000 de apenas una semana antes.

 

The Economist / La inflación en Venezuela
The Economist / Variación del PIB (eje izq.) e inflación (eje der.) en Venezuela

 

Cómo hemos llegado hasta aquí

Los controles sobre divisas y los precios de los bienes básicos han causado problemas significativos. Hay un gasto público desenfrenado y se ha generado la expropiación y estatización de la industria privada a gran escala.

Otra causa clave es la mala administración de la empresa petrolera estatal PDVSA, que provee casi todos los ingresos de exportación de Venezuela.

En su apogeo, la economía venezolana fue alimentada por los ingresos petroleros, y los venezolanos aún se acuerdan del momento en que el precio del petróleo era de 100 dólares el barril.

El descenso del precio del petróleo, que cayó hasta 21 dólares el barril el año pasado, ha hundido la economía a golpe de martillo.

Esto se ha exacerbado aún más por la caída de los niveles de producción. La producción cayó un 10% el año pasado y no es probable que aumente en 2017.

 

Vzla PreciosdelPetróleo

 

Por desgracia, no parece haber mucha luz al final del túnel. Algunos esperan que los precios del petróleo empiecen a aumentar – pero los pronósticos no son positivos.

Hambre y protestas

La escasez de suministros básicos, como la harina y el arroz, y la escalada de precios han provocado disturbios y saqueos de alimentos.

Muchos venezolanos están pasando hambre. La evidencia ha emergido de la gente que se alimenta de desechos, forzados a buscar en los contenedores de basura de los establecimientos.

Los pocos que tienen la suerte de poder comprar fuera no saben cuánto pagar por la comida, ya que la confusión sobre las fluctuaciones monetarias significa que ciertos restaurantes ya no usan precios estándar. Algunas tiendas pesan billetes de banco en lugar de utilizarlos por su valor nominal.

 

Largas colas fuera de las tiendas es una vista común en Caracas. Imagen: REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

 

 

Con el aumento de los bienes de consumo y la calidad de vida, no es de extrañar que muchos venezolanos busquen salir del país.

Esto ha dado lugar a largas colas en las oficinas de pasaportes. Puede tomar meses antes de que los solicitantes reciban la documentación que necesitan para iniciar una nueva vida en el extranjero.

En otras partes de América del Sur existe una verdadera preocupación ya que el gran número de personas que tratan de huir de Venezuela podría desencadenar una crisis migratoria a gran escala.

Meses de protestas contra el gobierno han dejado más de 120 muertos y cientos de heridos. Y las tensiones se han acentuado aún más con la reciente elección de una nueva Asamblea Constituyente que podría reformar la constitución para dar al presidente Nicolás Maduro poderes más amplios.

 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, muestra su voto en un colegio electoral durante la elección de la Asamblea Constituyente en Caracas, Venezuela el 30 de julio de 2017. Palacio de Miraflores

¿Que pasará ahora?

Venezuela se encuentra actualmente en un gran momento de tensión.

Un fortalecimiento de la economía podría sacar al país del borde de la guerra civil. El presidente Maduro ha sido optimista, afirmando que 2017 será el “primer año de la nueva historia de la economía venezolana”.

El tiempo se está acabando para que esa profecía se cumpla.




La Patilla TV

Destacadas